Aviación al Día  > Aerolíneas > Air Canada busca aumentar en un 12% sus vuelos a otras ciudades de Colombia.

Air Canada busca aumentar en un 12% sus vuelos a otras ciudades de Colombia.

Este será un buen año para el turismo en las ciudades intermedias en Colombia.

Por un lado, medidas oficiales están incentivando la construcción de hoteles y por otro, varias aerolíneas del país están manifestando su interés en llegar a esas ciudades.

Ese es el caso de Air Canada, una compañía que lleva operando 13 años en el país y para el 2017 le quiere apostar a incrementar las conexiones con ciudades como Cali, Medellín, Cartagena, Barranquilla, Cúcuta, Bucaramanga y la zona del Eje Cafetero.

Para Alberto Babun, Gerente General para Chile, Perú, Colombia, Ecuador y Venezuela de Air Canada habló con Portafolio y dijo que aunque es una meta “muy prudente” esperan que los vuelos desde y hacia esas ciudades crezca al menos un 12% al cierre de este año.

¿Por qué el interés de atraer pasajeros de ciudades intermedias?

Estamos muy concentrados en seguir desarrollando Bogotá como la principal ciudad de Colombia. Somos muy afortunados porque en Colombia existe Avianca, que es miembro de Star Alliance y también nuestro socio. Y con esta aerolínea tenemos varios vuelos de código compartido en todas las ciudades para alimentar nuestro vuelo de Bogotá. Entonces nuestra meta se hace posible porque nuestros clientes viajan con Avianca desde cualquier ciudad con un solo pasabordo para su destino final.

¿Cuál es la meta de incremento de los pasajeros en esos destinos?

Vemos que hay un potencial fuerte de viajeros colombianos que no están yendo a Canadá por desconocimiento. El propósito es incrementar el número de pasajeros que provengan de esas ciudades fuera de Bogotá en un 12%. Y esa es una cifra bastante prudente.

Vienen creciendo cuatro años consecutivos. ¿Qué hay detrás de ese comportamiento?
Primero, la cercanía con los clientes. Todas las líneas aéreas tienen bonitos aviones y vuelan para todos lados, pero la que atiende mejor se lleva el cliente. Y nosotros estamos preocupados de hacerle seguimiento al cliente desde que compre el boleto, durante su viaje y después de su vuelo.

También invertimos mucho en tecnología. De hecho, fuimos la primera compañía aérea en Latinoamérica en implementar tarjetas de embarque electrónicas. Ahora muy pronto cambiaremos nuestro sistema de reservaciones por algo más moderno.

Ante el ‘boom’ de las aerolíneas de bajo costo en Latinoamérica, ¿le quieren apostar a este modelo?

La aerolínea tiene dos clases de servicio: el tradicional y el Rouge. La primera es para ejecutivos, con más comodidades, un tiquete con un precio más alto y la Rouge está dirigida principalmente al segmento vacacional, el mismo que vuela a Bogotá.

Por otro lado, el modelo low cost lo veo con reserva, pues las líneas aéreas de bajo costo la mayoría de las veces cobran menos porque tienen costos operacionales diferenciados. Pero hay lugares como Bogotá, que no tiene aeropuerto alternativo, en donde me cobran las mismas tarifas operativas que a una compañía tradicional.

¿Y los ha impactado la baja generalizada de los tiquetes?

Cada aerolínea tiene su mercado. Hay pasajeros que quieren viajar en una compañía donde no tengan que pagar por la maleta o no le cobren por emitir el pasabordo o donde todavía le den alimentación en el avión. En ese sentido, hay clientes para todo y por eso no nos ha afectado.

¿Cuál es el porcentaje de diferencia entre los tiquetes de la línea tradicional y el Rouge?

Eso está discriminado por el factor de ocupación del vuelo. Si el factor en Rouge es alto durante el año los precios no van a ser baratos.

Nosotros trabajamos con un sistema de pronóstico y dependiendo de la demanda del vuelo, el precio baja o sube. Muchos creen que porque viajan en Rouge va a pagar la mitad y muchas veces no es así. Pero sí es un poco más barato.

¿Cuál es el perfil de los colombianos que viajan con ustedes?

Tenemos una muy buena mezcla, pues están los viajeros vacacionales, los de negocio y muchos estudiantes que van a Canadá.

¿Y se ha visto un crecimiento de los pasajeros desde y hacia Colombia?

Sí, en los últimos años hemos visto crecimiento. Y la verdad es que estamos haciendo un trabajo de marketing fuerte para promocionar a Canadá como destino, porque los colombianos todavía no conocen el destino.

¿Cuál es el peso de Colombia para Air Canada?

Eso lo resumo en unas palabras. Somos una aerolínea bastante flexible en lo que se refiere a rutas. Si una no funciona, no nos quedaremos varios años esperando a que funcione y en Colombia ya vamos a cumplir 13 años operando. Nos ha ido muy bien, la tasa de ocupación está siempre entre el 85 y 90% durante todo el año. Y estamos trabajando para que pronto Bogotá tenga un vuelo diario al lado de ciudades como Buenos Aires o Sao Paulo.

Por: María Camila González – Portafolio

Noticias Relacionadas

Comment