Aviación al Día  > Curiosidades > Recorrer Europa: aerolíneas low cost vs viajes en tren.

Recorrer Europa: aerolíneas low cost vs viajes en tren.

En el momento de comenzar a planificar un viaje por Europa –y en el que el presupuesto es un tema a considerar-, surgen un sinfín de dudas. Se piensa qué lugares se tienen ganas de conocer, luego se esboza un primer recorrido y después se busca el modo de unir cada uno de esos destinos. Entonces la duda es universal: ¿aerolíneas low cost o trenes?

Si bien ambas alternativas son eficaces, hay ciertos puntos a tomar en cuenta para determinar con claridad cuál conviene tomar en cada caso.

Precio

Las aerolíneas low cost se caracterizan por ofrecer tickets aéreos a precios muy convenientes aunque hay que considerar ciertos factores: el horario en el que salen y los costos que hay que sumarle al pasaje. Los boletos más económicos tienden a ser aquellos que despegan muy temprano o muy tarde y -además de las molestias que puede implicarle al viajero- se debe considerar que en muchas ciudades europeas el transporte público no funciona por la noche (o lo hace con una frecuencia muy baja), por lo que al costo del avión hay que sumarle el de un taxi.

Por otro lado, a la primera tarifa exhibida en la página web de las aerolíneas hay que agregarle algunos otros costos que varían de acuerdo a los servicios que necesite o desee el pasajero, como despachar el equipaje (según el peso), elegir el asiento numerado, comprar la comida abordo (a veces los auriculares también), estar primero en la fila para ingresar al avión, contar con un seguro de viaje y abonar una tarifa extra por pagar con tarjeta de crédito. La buena noticia es que estos servicios son optativos, por lo que el precio puede aún mantenerse bajo si el viajero así lo prefiere.

Antes de comprar el pasaje, no obstante, conviene chequear si el trayecto puede realizarse en tren: si se consiguen los boletos ni bien se abren las ventas, puede ser aún más económico trasladarse por vía terrestre que en avión.

Equipaje

Si hay una gran desventaja de las aerolíneas en comparación con los trenes es en este punto, el equipaje. Las low cost tienen reglas muy estrictas en relación al tamaño y al peso de las valijas, tanto las que deben despacharse como las que van a bordo. Mientras que algunas compañías son más flexibles y no suelen pesar los bultos de cabina (siempre y cuando tengan un tamaño aceptable para el sentido común) otras no dejan subir al avión sin antes colocar el equipaje en un compartimento para asegurarse de que tenga las medidas correctas.

A diferencia de las aerolíneas, en los trenes europeos por lo general no hay un límite de peso o tamaño para el equipaje. Algunas líneas cuentan con un estatuto donde se regula la cantidad y sus medidas -que suele muy generoso- pero lo cierto es que en la práctica nadie lo controla. Esto es una gran ventaja si el viajero tiene muchos bultos y no quiere pagar el exceso de equipaje que le cobrarían las aerolíneas. Un dato no menor a tomar en cuenta es que es el pasajero quien lleva sus valijas hasta el tren y las coloca en los compartimentos laterales o sobre los asientos. Y ahí sí, al intentar subir la valija sobre la cabeza, cada kilo cuenta (y se maldice).

La línea Eurostar es una de las que -en teoría- limita el equipaje a dos artículos grandes por pasajero, con un máximo de 85 centímetros en cualquiera de sus lados, además de un pequeño equipaje de mano. Pero de nuevo, no suelen controlarlo.

Duración del viaje

En un análisis rápido, un vuelo que realiza un recorrido de origen a destino en 1.30hs contra un tren que lo hace en 6 horas, parece ser una mejor alternativa. Pero no todo lo que brilla es oro.

A esa hora y media hay que sumarle algunas más. Las low cost para abaratar costos trabajan con los aeropuertos más alejados (y a veces en ciudades cercanas), por lo que hay que calcular por lo menos 1 o 1.30hs para llegar. Además, para realizar el check in se debe arribar alrededor de 2.30-3 horas antes. Luego, al llegar al destino, nuevamente hay que sumar el traslado de 1 o 1.30hs hasta el centro de la ciudad, por lo que el viaje de 1.30 de avión se convirtió en uno de alrededor de 7-7.30hs.

Las estaciones de tren, en cambio, están ubicadas en el centro de la ciudad, por lo que son de fácil y rápido acceso. Si el trayecto es de 5 o 6 horas y puede realizarse en un viaje directo o con hasta un cambio de tren (para no tener que subir y bajar el equipaje más veces), entonces conviene trasladarse de esta manera.

Si las ciudades están muy alejadas y el tren las une en 12 horas por ejemplo -a menos que sea un tren nocturno y eso permita ahorrarse la noche de hotel- o bien con muchas combinaciones, la mejor alternativa es el aéreo.

Cantidad de destinos

Si se tiene pensado realizar un viaje largo recorriendo diversos pueblos y ciudades en diferentes países, lo más probable es que sea conveniente comprar un pase de tren y complementarlo con algunos tickets aéreos low cost.

En Europa existen distintos pases de trenes con precios que varían de acuerdo a la cantidad de países que se visitan, a la cantidad de paradas que se realizan y al tiempo en el que se efectúa el recorrido. Eurail ofrece distintos pases por países limítrofes, por un solo país o por al menos 5 países.

La ventaja principal de estos tickets es que permiten ahorrar dinero si el viaje transcurre por varios destinos distantes entre sí o si se efectúan muchos traslados en un tiempo acotado de tiempo. El punto en contra es que implican mucha planificación para saber de antemano qué recorrido aproximado se va a hacer. Es conveniente también tomar un vuelo low cost para unir dos puntos alejados y no “gastar” uno de los días de pase de tren.

Comodidad

Si bien este es un punto subjetivo, los trenes europeos son generalmente más cómodos que los aviones. Son limpios, silenciosos, con butacas acolchadas y amplias. La mayoría cuenta con vagones-restaurante y algunos incluso con juegos para niños, como los de algunas líneas suizas. Además, ofrecen distintas posibilidades de asiento: ubicarse enfrentados, al lado, en vagones silenciosos, en compartimentos para 4 o 6 personas y en otros exclusivos para familias.

Fuente: Clarin

Noticias Relacionadas

Comment