Aviación al Día  > Aeropuertos > Los principales aeropuertos de Brasil pararán este viernes por huelga general.

Los principales aeropuertos de Brasil pararán este viernes por huelga general.

Los trabajadores de los principales aeropuertos de Brasil se sumarán a la huelga convocada contra las reformas económicas del Gobierno de Michel Temer, según anunciaron los sindicatos mayoritarios del sector.

“El 28 de abril tiene potencial para entrar en la historia nacional; los sindicatos se unen para luchar contra la reforma de las pensiones y la reforma laboral y el Sindicato Nacional de los Aeroviarios (SNA) no podía quedarse atrás; organizaremos paralizaciones en los aeropuertos que empezarán con el turno de mañana, sin hora prevista para acabar”; avisó el SNA, el principal sindicato del sector.

El sindicato representa a más de 50.000 trabajadores que se encargan de la facturación, el traslado de equipajes y el embarque y desembarque de pasajeros en la mayoría de los aeropuertos del país, a excepción de las terminales aéreas de Sao Paulo, Recife, Porto Alegre y Manaos.

Sin embargo, esto no significa que estos últimos queden al margen de la huelga; la Federación Nacional de los Trabajadores en Aviación Civil es el sindicato que representa a quienes trabajan en el aeropuerto de Guarulhos (Sao Paulo) y también anunció que se suma a la huelga, que comenzará a las 00.00 del viernes, hora local (03:00 GMT).

El aeropuerto de Guarulhos es el más grande de América del Sur y un importante nudo de conexiones, por lo que la cancelación de vuelos podría afectar a diversos países del entorno.

En él operan 46 compañías aéreas y cada día se registra una media de 104.000 pasajeros y 800 vuelos, según la concesionaria que lo administra.

Además de los trabajadores de los aeropuertos, en las últimas horas también anunciaron su adhesión a la huelga general decenas de sindicatos que representan a empleados del transporte público de las ciudades más importantes del país.

Se espera que los conductores de metro, tren, autobús y tranvía de metrópolis como Río de Janeiro y Sao Paulo no acudan a trabajar este viernes, mientras que otras categorías están ultimando sus decisiones en asambleas que se celebran entre miércoles y jueves.

La huelga general del 28 de abril es la primera que tendrá lugar en Brasil desde 1996 y tiene como objetivo evitar que el Gobierno de Temer (del conservador Partido del Movimiento Democrático de Brasil) avance en la aplicación sus reformas económicas.

Sindicatos y movimientos sociales de izquierda critican especialmente la reforma de las pensiones —que establece por primera vez una edad mínima de jubilación; 65 años para los hombres y 62 para las mujeres— y la reforma laboral, que pretende flexibilizar las relaciones entre empresarios y trabajadores.

Fuente: Sputnik News

Noticias Relacionadas

Comment