¿Qué hay detrás del “Matrimonio” de Aeroméxico y Delta Air Lines?

La colaboración conjunta entre Aeroméxico y Delta, valuada en unos 1,500 millones de dólares, será lanzada oficialmente por ambas empresas este miércoles, después de más de dos años desde que iniciaron el proceso para obtener la autorización de los gobiernos y reguladores.

Este joint venture le costó a ambas empresas 28 pares de horarios de aterrizaje y despegue (conocidos como slots), de los que tuvieron que deshacerse tanto en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México como en el John F Kennedy, en Nueva York, para conseguir la aprobación a la alianza.

¿Qué implica esta nueva etapa para las empresas socias?

Al concretar el acuerdo de colaboración conjunta, Aeroméxico y Delta, que ya tenían una sociedad de más de 20 años, podrán operar como si fueran una sola aerolínea. Esto les permitirá ponerse de acuerdo en precios, coordinar rutas y capacidad de aeronaves, invertir en instalaciones aeroportuarias y ejecutar estrategias de promoción conjuntas.

De esta manera, la red de Aeroméxico, con sus centros de operación en la Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara ofrecerá mayor conexión a los usuarios de Delta. Por su parte, la estadounidense ampliará la red de la aerolínea mexicana hacia el norte en ciudades base como Nueva York, Atlanta, Los Ángeles, Seattle, Minneapolis, Salt Lake City y Detroit.

Con esta nueva estrategia, Delta Airlines y Aeroméxico ven la oportunidad de crecer 42% sus vuelos diarios, hasta alcanzar 100 vuelos al día entre México y Estados Unidos a partir del noveno mes de arrancar la colaboración.

“El acuerdo marcará el comienzo de una nueva era en la aviación de América del Norte, como la primera alianza y la más grande entre México y Estados Unidos”, dijo Andrés Conesa, director general de Aeroméxico, en diciembre.

Esta nueva etapa viene también con cambios en la estructura accionaria de la empresa mexicana. Su socia estadounidense pasó de tener 4.2% de las acciones, con opciones por hasta 12.8%, a 32% y la puerta para ser tenedora de hasta 49%, en una operación en la que Delta desembolsó 575 millones de dólares.

La siguiente fase es ver los beneficios que esta alianza traerá para los pasajeros en el mercado transfronterizo, que mueve casi 70% del total de los 40 millones de viajeros que desde México van al extranjero.

Por Adrián Estañol – Expansión

Noticias Relacionadas

Comment