Grupo IAG se abre a integrar nuevas aerolíneas.

El holding de aerolíneas IAG dice tener “los recursos necesarios y un modelo flexible de integración” para incorporar nuevas compañías al grupo en el que conviven British Airways, Iberia, Vueling y Aer Lingus. IAG viene de lanzar las operaciones de su nueva marca Level, para cubrir la demanda de vuelos de larga distancia y bajo coste. Ha sido en el arranque de este mes de junio y en el aeropuerto barcelonés de El Prat.

En un contexto de consolidación del sector, se ha recordado que el acuerdo de negocio conjunto entre British, Iberia y Latam ha sido aprobado ya por las autoridades de la competencia de Brasil, Uruguay y Colombia, y está en periodo de revisión en Chile.

Mirando ya a Oriente Medio, British y Qatar Airways han puesto en marcha un acuerdo también de negocio conjunto, incluidos ingresos compartidos, en la ruta Londres-Doha. “Estas iniciativas nos brindarán grandes oportunidades en Oriente Medio y Suramérica”, ha señalado el presidente de la compañía, Antonio Vázquez.

Durante su intervención ante la junta de accionistas, ha explicado que “la consolidación está en el ADN” de IAG y, pese a reconocer que la regulación europea (sobre la propiedad y controles sobre la inversión extranjera) dificulta las oportunidades, la compañía está atenta con el objetivo de aumentar su portfolio de marcas y generar “enormes sinergias de costes”.

Dividendo

Vázquez también ha resaltado la política de remuneración al accionista en un año en que IAG ha incorporado 37 aviones, en el que se ha abierto un periodo de incertidumbre por el brexit, sigue acechando la amenaza terrorista sobre Europa y en pleno aumento de la competencia en corredores como los del Atlántico. La empresa distribuye 497 millones en concepto de dividendo, aprobando esta mañana un pago complementario de 0,125 euros por acción, y está ejecutando un plan de recompra de acciones por un importe hasta de 500 millones. “Nuestros accionistas tendrán un retorno en caja sobre su inversión en IAG próximo a los 1.000 millones”.

El holding concluyó 2016 con un beneficio de 1.952 millones de euros, lo que implica un alza del 28,8% en comparación con 2015 a pesar de citado efecto del brexit devaluando la libra esterlina. Los ingresos fueron de 22.567 millones de euros para un beneficio operativo de 2.535 millones. Vázquez ha asegurado que las reservas de billetes con origen en Reino Unido “se han ido estabilizando de manera progresiva”. Meses atrás IAG mantuvo ante analistas e inversores los objetivos financieros a largo plazo pese a la salida de Reino Unido de la UE.

En materia operativa, y refiriéndose a las futuras relaciones de ese país con la UE y EEUU, el presidente del grupo de aerolíneas ha explicado los beneficios de un mercado desregulado y de cielos abiertos.

Apagón en British

Tanto Vázquez como Walsh han pedido reiteradas disculpas por el colapso aéreo provocado por Brtish Airways el 27 de mayo: “Hemos lanzado una investigación independiente de la que ofreceremos detalles una vez concluida”, se ha comprometido el consejero delegado. En los tres días en que permaneció “apagado” el sistema informático de British, la aerolínea vio canceladas el 28% de sus operaciones (726 vuelos). “Nuestra valuación inicial del coste bruto de la disrupción es de aproximadamente 80 millones de libras esterlinas [unos 90 millones de euros]”, ha reconocido el consejero delegado Willie Walsh.

Al margen de este grave incidente, desde IAG se ha resaltado que sus aerolíneas transportaron el año pasado a más de 100 millones de pasajeros, doblando la cifra que sumaron British e Iberia en el ejercicio previo a la integración hace seis años.

Fuente: Cinco Días

Noticias Relacionadas

Comment