Seis razones por las que la mayoría de los aviones son de color blanco.

En un mundo competitivo de las marcas como este, la diferenciación por el color suele ser una de las principales armas de las empresas para diferenciarse del resto. Entre aerolíneas comerciales también ocurre, aunque con la excepción de que en muchos de los aviones de sus flotas suele predominar el color blanco. ¿Por qué ocurre así?

La marca o el logo de la misma aparece siempre impresionado en los aviones, pero en muchos lo que predomina es el color blanco y esto ocurre, por varias razones, económicas y de seguridad principalmente.

Los aviones no son de color blanco cuando salen de fábrica. Esta capa se les da posteriormente.

Estos son seis motivos por los que en muchos es el color blanco el que predomina:

El blanco es uno de los colores más visibles. Tanto en el cielo como si se produce un siniestro, este color es más fácil de localizar.

Muchos de los componentes de los aviones están fabricados con fibra de carbono o de vidrio. El color blanco los protege mejor del desgaste provocado por la radiación solar.

El blanco refleja la luz del sol, lo que provoca que el aparato se recaliente. Esto también provoca que el consumo de aire acondicionado sea menor.

Este color también es más resistente, lo que hace que haya que repasar menos veces la capa de pintura principal, ahorrando costes.

El factor económico es importante, ya que pintar un avión es muy costoso, se opta por el blanco y pocos colores más, ya que cuantas más capas de pintura se añadan más pesada será, un factor importante ya que cada gramo de más en un avión supone una suma de combustible.

Revender aviones a otras compañías es una operación habitual. Que el blanco predomine facilita la venta ya que supone un ahorro para la empresa que compra.

Fuente: 20 Minutos

Noticias Relacionadas

Comment