Investigan incidente con un A380 de Emirates en Moscú.

El órgano regulador de la aviación civil de los Emiratos Árabes Unidos indaga por qué un Airbus A380 de la aerolínea Emirates descendió de manera peligrosa cuando se aproximaba al aeropuerto Domodédovo de Moscú (Rusia) la semana pasada, informó Reuters.

La Autoridad General de Aviación Civil de EAU comunicó que estima que ese suceso, que tuvo lugar el pasado 10 de septiembre, fue “un incidente serio”, un término internacional que significa que un accidente estuvo a punto de suceder.

Ese día, el vuelo EK131 se encontraba a 15 kilómetros del aeropuerto cuando “descendió por debajo de la senda de planeo” hasta 120 metros, cuando la altitud mínima recomendada a esa distancia es 600 metros.

El avión de fuselaje ancho, con 446 pasajeros a bordo, ascendió para realizar un nuevo intento y, tras una segunda aproximación frustrada, finalmente aterrizó. “Todo está bien”, explicaron al controlador aéreo los pilotos tras sus tentativas de aterrizaje, informó una fuente de la aviación rusa.

Una portavoz de Emirates, aerolínea que realiza dos vuelos diarios entre Dubái y Moscú, confirmó que las autoridades emiratíes investigan el incidente que protagonizó el avión comercial más grande del mundo, pero declinó proporcionar más detalles.

Noticias Relacionadas

Comment