Argentina: Por el récord de vuelos, traen robots para despachar valijas y hacer Migraciones en segundos.

El avión no para de crecer como medio de transporte. Su uso está en niveles récord y el Gobierno promete que para 2019 el tránsito de pasajeros se duplicará. Pero este auge amenaza con traer, como contracara, importantes colas en los aeropuertos en días y horas pico, a medida que progrese la anunciada “Revolución de los Aviones”.

Frente a eso, la decisión fue acelerar un plan de modernización de las estaciones aéreas que cambiará radicalmente, a partir de los próximos meses, la experiencia de los viajeros. Especialmente en dos grandes “cuellos de botella” del sistema -el “check in” y control migratorio-, para los que ya se prueban sofisticados robots que permitirán hacer ambos trámites en unos pocos segundos.

Un cambio clave es que muy pronto casi todo el proceso inicial del viaje podrá realizarse en modo “100% autoservicio”, incluido el despacho del equipaje.

Hasta ahora, lo que ofrecen las líneas aéreas es informar los datos personales y elegir asientos por Internet, o bien en unos “totems” al ingreso del aeropuerto, para presentarse en el mostrador con la tarjeta de embarque impresa. Esa tecnología lleva varios años en el país. El problema es que no todos los pasajeros llegan con la “tarea” hecha y se forman largas filas para lograr que un empleado compruebe la documentación, pese las valijas que viajan en bodega, las etiquete y las despache.

¿Cómo planean agilizar este proceso? Sumando unos mostradores interactivos 100% automatizados conocidos como “Scan & Fly” (escanear y volar), como los que operan en el aeropuerto de Bruselas, que se tomó como modelo. Al pasajero que llega con todo listo esta máquina le pide escanear su tarjeta de embarque, le imprime las etiquetas para que él mismo las coloque en su equipaje y, si el peso y las medidas son correctos, se lleva las maletas por una cinta transportadora. Todo en segundos y sin asistencia de empleados.

“En Ezeiza se han incorporado dos de estas máquinas, que aún se encuentran en prueba”, confirmaron a Clarín en Aeropuertos Argentina 2000 (AA2000), el concesionario que maneja ese aeropuerto, Aeroparque y otros 31 del país. “Su implementación aumentará la capacidad de la terminal, reducirá las colas y permitirá bajar costos operativos, así como hacer frente al crecimiento del volumen de pasajeros”, destacaron.

En la firma contaron que el proceso de “homologaciones” para sumar la tecnología “self bag drop” se inició en 2015 y “estará terminado antes de fin de año” para ponerlo a disposición de las líneas aéreas en 2018. Aerolíneas Argentinas, por ejemplo, es una de las que ya se está preparando para usarlo. “Estos sistemas son positivos en tanto mejoren y agilicen la experiencia del pasajero, más en un escenario de tráfico en crecimiento”, explicaron en la línea de bandera.

El proyecto es instalar varias de estas máquinas en Ezeiza y en Aeroparque, primero con foco en los vuelos de cabotaje, donde los chequeos de documentación son más laxos. Para los internacionales, en tanto, lo que está por llegar es un sistema robotizado de “puertas biométricas” o “e-gates” para realizar el chequeo migratorio casi sin detenerse.

Con esta tecnología, ya en uso por ejemplo en Perú desde 2016, en vez de ser atendido en una ventanilla, el pasajero pasa por un corredor con dos puertas de tipo esclusas. Para abrir la primera debe colocar su documento de viaje en un escáner. Al avanzar, se le pide apoyar un dedo en un lector de huellas y mirar a una cámara que le analiza el rostro. Si la verificación “multibiométrica” es exitosa y la persona no tiene inhibiciones para viajar -algo que se chequea en tiempo real-, se le abre la segunda puerta y puede seguir camino hacia las puertas de embarque.

“Todo demora como máximo 30 segundos, reduciendo tiempos, costos y aprovechando mejor el espacio”, subrayaron en AA2000. Ellos proveerán la tecnología para que la opere la Dirección Nacional de Migraciones. “Estamos ahora adquiriendo las puertas, de las cuales ya llegaron dos, y empezando a hacer pruebas piloto con vuelos simulados, aún sin pasajeros reales”, informaron en el concesionario. Ezeiza, Aeroparque y Córdoba serían las primeras terminales en tenerlas.

Entre las innovaciones que ya llegaron, la más importante es el “Fotopoc”, un sistema automático que escanea el boarding pass y habilita (o rechaza) el ingreso del pasajero a las salas preembarque de vuelos internacionales. Estas máquinas ya funcionan desde este año en Aeroparque y en la terminal A de Ezeiza. En breve se verán también en la C y a mediano plazo el plan es llevarlos al resto de los aeropuertos internacionales del país.

¿Con qué ventajas? Además de evitar colas en el punto de control, el desarrollo le permite a las líneas aéreas saber en tiempo real cuántos pasajeros de cada vuelo ya están en la sala y bloquear el ingreso de personas con vuelos que no estén a punto de salir. Antes de fin de año, por su parte, debutará en Ezeiza la chance de pagar el estacionamiento desde una app.

En paralelo a estos cambios, y también para afrontar un tránsito de pasajeros en alza, el gobierno nacional avanza en un ambicioso plan para mejorar el sistema aerocomercial. El Ministerio de Transporte tiene un plan de inversiones por $ 22.000 millones en tecnología y en infraestructura para 19 terminales de todo el país.

En el mundo, más de la mitad de los aeropuertos ya automatizan la entrega del equipaje

Los robots para que la gente gestione el despacho de sus valijas de manera automática, sin ayuda de empleados, son una novedad en la Argentina. Pero en otros países llevan años funcionando y están disponibles en cada vez más destinos alrededor del planeta.

El 55% de las estaciones aéreas del mundo, más de la mitad, ya tienen equipos automáticos para que la gente imprima las etiquetas y las coloque en su equipaje (en 2015 eran el 42%). Además, en un 28% de los aeropuertos (que en 2015 eran el 18%) los pasajeros también pueden entregarle sus maletas -ya etiquetadas por ellos mismos- a un robot que lo pesa y lo lleva hasta el avión, sin asistencia de empleados.

Los datos surgen del estudio IT Trends Insights 2017 de la empresa de tecnología aeroportuaria SITA, que se difundió recientemente y detalla las últimas tendencias en materia de transporte aerocomercial.

En cuanto a los procesos de “check in”, la investigación determinó que actualmente el 49% de los pasajeros del mundo ya eligen sus asientos y obtienen la tarjeta de embarque por medios automáticos, contra otro 49% que hace esos trámites con un agente o por mostrador.

Pero el pronóstico de las aerolíneas es que en sólo tres años quienes utilizan métodos de “autoservicio” (apps, navegadores de Internet o los “totems” del aeropuerto) serán ya el 70%. Y la atención por ventanilla sería demandada por sólo un 26% de la gente, 1 de cada 4 pasajeros. Es decir, la mitad de la proporción actual.

“El check in por mostrador aún mantiene su liderazgo, pero hacia el año 2020 el autoservicio se presenta claramente como el método principal”, concluye el informe.

Por: Martín Grosz – Clarín

Noticias Relacionadas

Comment