De nuevo un avión de Air Canada y el aeropuerto de San Francisco se ven involucrados en un incidente.

Otra vez Air Canada. Otra vez San Francisco. El pasado domingo, un Airbus A320 de la aerolínea Air Canada falló en responder hasta en seis ocasiones a un llamado de la torre de control que trataba de evitar que la aeronave realizara su maniobra de aterrizaje, hecho que pudo haber resultado en un grave accidente según las autoridades aeroportuarias.

Este suceso transcurrió la noche del 22 de octubre, cuando el vuelo 781 de la aerolínea canadiense, proveniente de la ciudad de Montreal y que transportaba a más de 140 pasajeros, realizó su aproximación final al aeropuerto de la bahía californiana (SFO) tras un trayecto de seis horas.

En ese momento, un operador del servicio de control de tráfico aéreo pidió a los pilotos que realizaran una “vuelta” porque creía que el avión de un vuelo previo permanecía en la pista de aterrizaje 28R. Y repitió su orden hasta seis veces seguidas sin recibir respuesta (el audio puede escucharse dando clic -> aquí).

Ante esto, y como marcan los protocolos, la torre de control apuntó una luz roja a la cabina del avión para advertir a la tripulación que diera la vuelta. Sin embargo, el avión continuó con su descenso.

Tras el aterrizaje, los pilotos del AC781 reportaron problemas con el equipo de radiocomunicación en cabina, lo que les impidió recibir las instrucciones de los controladores aéreos.

A consecuencia de este hecho, la Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos (FAA, por sus siglas en inglés) abrió una investigación para determinar los factores que influyeron en la falla de comunicación.

Por su parte, Peter Fitzpatrick, vocero de la línea aérea, apuntó que la empresa llevará a cabo una investigación propia con respecto a este percance.

Recordemos que el 7 de julio pasado, un vuelo de Air Canada sobrevoló a 30 metros de una pista de rodamiento en SFO sobre la cual estaban estacionadas cuatro aeronaves. Este incidente llevó al regulador estadounidense a implementar nuevos procesos de seguridad para las operaciones nocturnas, como el uso de sistemas de aterrizaje por instrumentos o la presencia de dos controladores en horas pico.

Fuente: A21

Foto: Joost de Wit

Noticias Relacionadas

Comment