Los uniformes de las aerolíneas de lujo a cargo de las marcas más emblemáticas.

Hay oficios en los que el uniforme es su más reconocida de identidad. Dentro de ellos destacan los policías, bomberos, médicos y azafatas de avión.

En muchas ocasiones, diferentes empresas y compañías o instituciones han colaborado con las grandes firmas de la moda para el diseño de estos uniformes. Así, la empresa afianza su imagen pública a través del uniforme y la firma de moda o el diseñador, gana prestigio al encargarse de vestir a profesionales tan reconocidos y respetados.

En el caso de las principales compañías aéreas de lujo, esta colaboración es habitual, se empezó a realizar hace años y todavía sigue existiendo.

Firmas que han diseñado uniformes para compañías aéreas

1. Alitalia

La compañía italiana, como no podía ser de otra manera, recurrió en 1991 a la famosa firma Giorgio Armani, conocida por su gran elegancia. El resultado fueron unos uniformes que combinaban el verde y azul marino a la perfección, con un estilo clásico muy marcado.

2. British Airways

Siguiendo la misma línea clásica, seria y elegante de Alitalia, Julian MacDonald fue el encargado del diseño de los uniformes de la compañía inglesa en 2003. El resultado, unos trajes poco innovadores pero muy elegantes que afianzan la típica sobriedad británica.

3. Cathay Pacífic

La compañía aérea asiática es una de las que más ha practicado esta colaboración con diferentes diseñadores. En ese sentido, son varias las firmas de la moda que han diseñado sus uniformes a lo largo de los años. Todas coinciden e mantener el reconocido color rojo de la compañía en cada uno de sus diseños.

Fue Balmain el que apostó por la innovación y propuso dar vuelo a las típicas faldas estrechas de azafata. Con un corte por la rodilla, se acompañan de una americana del mismo tono rojo y una camisa donde se mezclan varios colores, buscando romper con el tono predominante. Destaca el sombrero a modo de bombín.

Pero esta innovación propuesta por Balmain fue sustituida de nuevo por lo clásico con la llegada de Hermés y su diseño en 1983. Hermés vuelve a incorporar la falda estrecha y sustituye la americana por otra algo más femenina. Para que no predomine tanto e rojo, incorpora un lazo de varios colores al cuello.

7 años después, Nina Ricci, diseñará los trajes de la compañía área manteniendo el estilo y color principal y creando un uniforme donde destacan las líneas rectas.

4. Braniff

Esta compañía arriesgó y decidió colaborar con Emilio Pucci en 1965. En aquella época se estilaban los colores llamativos y los estampados y además Pucci no destaca precisamente por su discreción, sino por utilizar mucho la geometría en sus diseños. El resultado de la colaboración fueron uniformes que distaban mucho de lo habitual y que incorporaban muchos colores en diferentes formas, dotando de luz a los vestidos.

Por María Sempere – El Economista

Noticias Relacionadas

Comment