Aerolíneas

EasyJet, Air France y Delta crean un frente común para comprar Alitalia.

Un frente común anti-Lufthansa es lo que va a intentar la nueva alianza entre EasyJet, Delta y Air France para poder hacerse con Alitalia. Según medios italianos como Il Corriere, este consorcio planea hacer una oferta vinculante tras saber los resultados de las próximas elecciones generales del 4 de marzo en Italia.

La venta de la compañía italiana, que lleva intervenida por el Gobierno desde hace meses, es algo que está en la agenda del ministro de Economía, Carlo Calenda. Sin embargo, las compañías que pujan por hacerse con Alitalia quieren esperar a conocer los resultados electorales.

La nueva alianza entre EasyJet, Delta y Air France mataría dos pájaros de un tiro al hacerse con Alitalia., según los expertos. No sólo sería fuerte para hacer una oferta más atractiva que la alemana, además dejaría en muy mala posición a la irlandesa Ryanair pues su red de vuelos quedaría muy reducida. Por el contrario, a Air France le ‘vendría de perlas’ porque dejaría de correr el riesgo de convertirse en un actor marginal en los cielos de Europa.

El interés de Delta Air Lines por la compañía italiana tiene sentido estratégico para la estadounidense. Italia es uno de los países que más ingresos aporta a Delta, según los últimos resultados, el mercado italiano aportó e ingresos más de 3.000 millones de dólares en 2017. Un mercado influyente, comentan los analistas, impulsado por el auge de visitantes americanos a las ciudades italianas atraídos por el mundo del arte y los monumentos.

Según Il Corriere, Delta ya habría pedido al comisionado extraordinario que está gestionando Alitalia, bajo la lupa del Ejecutivo, ver las cuentas de la aerolínea italiana para estudiar una oferta en firme.

Si la operación sale adelante, comentan los analistas, será un paso positivo para EasyJet porque, aunque siempre ha sido la favorita para hacerse con Alitalia, tendría que llevar a cabo una fuerte inversión en la compra de aviones y la explotación de las rutas de las dos aerolíneas. De esta manera, la británica podría aterrizar en los vuelos de larga distancia y, además, alimentar sus rutas cortas y medianas del Viejo Continente.

En la carrera, el mercado ya ha descartado al fondo de EEUU Cerberus para comprar Alitalia. Las quinielas estaban entre Alemania y Reino Unido, sin embargo, la entrada en escena de Delta con Air France ha puesto la balanza inclinada hacia el nuevo consorcio.

La actual oferta de Lufthansa, según la prensa local italiana, ascendería a 300 millones de euros, aunque los actuales gestores quieren elevar la oferta hasta los 500 millones de euros. No obstante, tal como señalaba Felipe López, analista de Self Bank, a OK Diario, con la venta de la aerolínea rescatada el Gobierno “no se busca tanto apretar en el precio de venta, sino evitar su quiebra y sobre todo limitar el número de despidos que inevitablemente habrá que llevar a cabo”.

Lufthansa se habría comprometido a conservar 6.000 de los 8.000 empleos de la compañía italiana, algo que no ha convencido ni a los gestores ni a los sindicatos.

Por: María Villardón – Ok Diario