Los problemas detectados en algunos motores del A320neo afectan a su calendario de entregas.

Los problemas detectados en algunos motores Pratt & Whithney (P&W) que equipan una parte de los aviones A320neo de Airbus puestos en manos de sus clientes están afectando al calendario de entrega de esta familia de aparatos del constructor aeronáutico europeo.

Airbus reconoció, en un comunicado, que junto a su proveedor de estos reactores Pratt & Whitney GTF “están evaluando la situación”.

Hizo hincapié en que ese problema se ha identificado “en un limitado número” de motores “recientemente” entregados, y que tiene que ver con el compresor de alta presión.

Añadió que Pratt & Whitney “está investigando la causa raíz de este nuevo hallazgo con el pleno apoyo de Airbus”, que por su parte ha informado a los clientes y operadores del A320neo concernidos.

A ese respecto, recordó que en la actualidad son 18 las compañías que explotan los 113 aviones con esos motores.

Pero no se han dado indicaciones sobre la magnitud de los potenciales retrasos que eso acarreará, una cuestión que se debe discutir con los clientes.

A la vista de estos problemas, las incidencias para el que es el aparato estrella de Airbus con los reactores GTF (Geared Turbo Fan) se suceden. En julio pasado, el constructor aeronáutico ya se había quejado a su proveedor porque no recibía suficientes motores para responder a su propia cadencia de ensamblaje de los A320neo.

Algunos de ellos incluso tuvieron que ser provisionalmente aparcados en espera de su finalización, y se podían ver -por ejemplo- en las instalaciones de Airbus en Toulouse.

No están afectados por todo esto los A320neo equipados con reactores de CFM International (filial común de General Electric y Safran).

Fuente: EFE

Foto: Simon Fournier

Noticias Relacionadas

Comment