Revierten decisión judicial que paralizó reformas en aeropuerto de Sao Paulo.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

La decisión de la justicia brasileña de paralizar las reformas al aeropuerto de Guarulhos, en Sao Paulo, por falta de licitación en la contratación fue revertida el miércoles por un tribunal federal que reconoció el «carácter de emergencia» de la obra, informó el cuerpo de abogados del Estado.

La Abogacía General de la Unión, organismo responsable de representar jurídicamente al Estado brasileño, explicó que un le nuevo fallo «garantizó el reinicio de las obras de construcción de la terminal remota del aeropuerto internacional de Cumbica, en Guarulhos, y el mantenimiento de la empresa contratada», según una nota publicada en su sitio en internet.
El ente indicó que «la jueza federal entendió que la paralización de los trabajos representaría una grave lesión para el Estado y los usuarios del transporte aéreo y estuvo de acuerdo en el carácter de emergencia de la obra».
El lunes, una magistrada de Sao Paulo ordenó paralizar la remodelación precisamente por haber sido otorgada a una empresa privada sin mediar una licitación, considerando injustificable el régimen de emergencia.
«La justicia tomó en consideración el aumento del flujo de pasajeros, la necesidad de tomar providencias urgentes y se convenció de que la Unión e Infraero (ente público que administra los aeropuertos) adoptaron todas las medidas para garantizar la legalidad del procedimiento de contratación de la empresa», precisó el texto.
La obra está valorada en 53,5 millones de dólares y fue encargada por la Infraero al consorcio Delta Construcciones sin licitación, precisamente para acelerar su culminación de cara al Mundial de fútbol de 2014.
Entre 2003 y 2010 el número de pasajeros aumentó 117% en los aeropuertos brasileños, pasando de 71 a 154 millones por año, y se estima que en 2014 llegará a 225 millones. Poner al día la infraestructura aeroportuaria es uno de los grandes retos del país para el Mundial brasileño.
Por ello, entre otros aeropuertos, la administración de Guarulhos, el más grande de Brasil, será transferida por el gobierno a un consorcio controlado por empresas privadas, que serán responsables además de terminar su remodelación.
Fuente: http://www.univision.com