Iberia cancela este viernes 93 vuelos por una nueva jornada de huelga de pilotos.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

La aerolínea Iberia cancelará este viernes, en la sexta jornada de huelga de los pilotos, 93 vuelos, el 34% de los 277 que tenía programados, han informado fuentes de la compañía.

 

Esta nueva jornada de paro es la segunda de una tanda de tres, de la cual la primera, que fue secundada por el colectivo ayer, se saldó con 10.000 pasajeros afectados y 100 vuelos cancelados.

Tras un día de respiro, Iberia volverá a sufrir mañana una nueva distorsión en sus operaciones que afectará a 4 vuelos de largo recorrido de los 43 programados, 43 de medio de los 114 programados, y 46 de corto, de los 120 previstos.

Después del paro de mañana, los pilotos volverán a movilizarse el próximo lunes 30 de enero, día en el que la compañía suspenderá 95 operaciones por este motivo.
Sin acuerdo

El sindicato de pilotos Sepla anunció la convocatoria de esta huelga el pasado 7 de diciembre en contra de la creación de la filial de bajo coste Iberia Express, que hará su vuelo inaugural el próximo 25 de marzo.

Desde entonces, la dirección de la compañía y el sindicato de pilotos han mantenido múltiples reuniones, la última la víspera de la jornada de paro de ayer, sin que siquiera se vislumbren perspectivas de llegar a un acuerdo.

El Sepla tacha de un «paripé de cara a los medios» las reuniones celebradas hasta ahora y acusa a la dirección de boicotear la negociación «con continuas provocaciones».
Acuerdo para tripulantes

No obstante, no todas son de cal para Iberia, ya que ayer logró un acuerdo de garantía de empleo hasta 2014, prorrogable a 2015, con varios sindicatos de tripulantes de cabina de pasajeros (TCP), colectivo que suma 4.000 trabajadores, y enterrar, así, la amenaza de un nueva huelga de cuatro jornadas en febrero que contemplaban convocar en caso de no prosperar la negociación.

Anteriormente, el pasado día 20 de enero, la compañía selló otro acuerdo similar con los sindicatos mayoritarios de tierra, que también habían anunciado la convocatoria de una huelga, tratándose en este caso de un colectivo de 16.000 trabajadores.

Sin embargo, el Sepla duda de que Iberia pueda cumplirlos, ya que quiere pasar 40 aviones de la matriz a su nueva filial, lo que, en opinión de los pilotos, supondrá una pérdida de puestos de trabajo.

Fuente: http://www.rtve.es