Precio del combustible, competencia y alianzas entre mayores retos para aerolíneas de Latinoamérica y del Caribe.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

 
Las regulaciones de los gobiernos sobre seguridad aeroportuaria, las tasas por derechos de emisión y otros impuestos impactarán negativamente en la economía de las aerolíneas en los próximos meses, concluye la encuesta bianual de Sabre Airline Solutions a ejecutivos de 80 aerolíneas regionales y globales, que en el caso de Latinoamérica y el Caribe destacaron el peso del fuel en los costos.

Por primera vez en una encuesta de Sabre las regulaciones gubernamentales son destacadas entre los tres principales retos con efectos negativos en los ingresos de las aerolíneas.
En el sondeo, un importante número de compañías expresaron rechazo a la reciente medida sobre derecho de emisión de carbono (ETS) implementada por la Unión Europea, que requiere a toda línea aérea con operaciones en el espacio aéreo europeo el pago de cuotas por esas emisiones.
Adicionalmente, nuevos impuestos en la industria amenazan con aumentar considerablemente el costo de los viajes aéreos, reduciendo su demanda en el presente contexto de inestabilidad económica.
“Las líneas aéreas ya invierten significativamente para reducir sus emisiones de carbono. Por tanto, en lugar de imponer impuestos adicionales y planes que limitan las inversiones, los gobiernos debieran poner en práctica más políticas de sostenibilidad, sean de incentivo para la investigación y el desarrollo de combustibles alternativos o para la adopción de modernas políticas para el control del espacio aéreo”, dijo Sam Gilliland, CEO de Sabre.
Seguridad
En 2011, de acuerdo con las respuestas de los ejecutivos al sondeo de la consultora, las líneas aéreas también se vieron cuestionadas por sus pasajeros ante los extensos procesos de seguridad en aeropuertos, que también amenazan con influir en la demanda de viajes aéreos.
“Los viajes tienen un rol importante en una economía global saludable, por lo que debiéramos centrarnos en encontrar nuevas maneras para que sean más ágiles y accesibles, y que a la vez no comprometan la seguridad”, consideró Gilliland.
“Mientras algunos gobiernos están dedicados a las vías para resolver problemas económicos, debieran prestar atención a no morder la mano que alimenta sus economías. Las líneas aéreas son contribuidoras importantes para las economías globales, por lo que tornar los viajes más costosos y difíciles de concretar representará más dificultades fiscales sin necesariamente resolver los problemas”, advirtió.
Latinoamérica y el Caribe
En América Latina, el precio del combustible continúa encabezando las inquietudes plasmadas en la encuesta de Sabre, identificado por el 70% de los ejecutivos encuestados como el mayor desafío que enfrentan las líneas aéreas.
Al igual que ejecutivos en Norte América, Europa, Oriente Medio y África (EMEA) y Asia-Pacífico (APAC), la gestión para la compra y el abastecimiento de combustible fueron citados como las principales preocupaciones relacionadas a la inestabilidad del precio del combustible.
En el caso de los ejecutivos de Latinoamérica, entre los desafíos con impacto negativo en los ingresos de las aerolíneas, el precio del combustible fue destacado por el 70% de los encuestados y el 30% subrayó las regulaciones gubernamentales.
En cuanto a los desafíos con impacto positivo, mencionaron el tema Ingresos/Rendimiento (50% de encuestados), planificación de Redes (50%) y competencia, alianza y consolidación (40%).
Respecto a esta última cuestión, los ejecutivos destacaron los temas de sobrecapacidad, sincronización y optimización de código compartido como sus tres retos principales, mientras esperan soluciones en materia de Revenue Management, gestión de costos operativos y análisis de la competitividad.
Globalmente, y en relación con la encuesta de 2009, el número de líneas aéreas que ven la fidelización y retención de clientes como desafío importante registró una notable baja. Esto contrasta con recientes encuestas a usuarios realizadas por diversas organizaciones, que revelan el aumento de quejas por una pobre atención a clientes de parte de las líneas aéreas.
La encuesta fue aplicada a decisores e influenciadores en materia de Tecnología de la Información (TI) en 77 de las 200 principales compañías de variados modelos de negocio y operaciones, incluyendo redes globales, aerolíneas de bajo costo, regionales y domésticas.
Fuente: http://www.caribbeannewsdigital.com