Med Atlántica sale al rescate de Mexicana de Aviación.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

La empresa de origen español Med Atlántica será quien por fin ponga en operación a Mexicana de Aviación en abril, al demostrar que cuenta con la solvencia y que sus recursos son legales, anunció el juez del concurso mercantil, Felipe Consuelo Soto.

Sin embargo, se aclaró que aún faltan pasos para que la aerolínea pueda volar, entre los que destacan, conseguir el acuerdo con los acreedores para, a su vez, obtener el certificado de operador aéreo. También se espera que los convenios de depósito y de compra-venta con Tenedora K se firmen en tres semanas.
Así, tras 17 meses negros de Mexicana, se informó que el grupo de Christian Cadenas tiene 650 millones de dólares para invertir, de ellos, 300 son para la aerolínea.
Terminan 546 días negros en Mexicana 
La empresa de origen español Med Atlántica será quien por fin ponga en operación a Mexicana  de Aviación en abril próximo, al demostrar que cuenta con la solvencia económica y que los recursos son de procedencia legal, informó el juez encargado del concurso mercantil, Felipe Consuelo Soto.
Luego de una crisis de poco más de 17 meses que detuvo los vuelos de la aerolínea por deudas, ayer se dio a conocer que el grupo inversor planea reiniciar las operaciones con un capital de 300 millones de dólares, aunque se espera que el acuerdo de depósito y acuerdo de compra-venta con Tenedora K se firme en tres semanas más.
Durante una conferencia de prensa para dar a conocer que se dio el visto bueno a la llegada de los recursos, Dionisio Pérez-Jácome, titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT),  puntualizó que se informó verbalmente la existencia y disponibilidad del dinero de Med Atlántica para capitalizar a Mexicana, y que permitirán su reestructura financiera en términos de la Ley de Concursos Mercantiles, pero que faltan requisitos.
“El juez emitirá hoy (ayer) mismo un acuerdo instruyendo al conciliador, Gerardo Badín, para que proceda a formalizar y suscribir el convenio de acreedores.
“A su vez, queda a cargo del conciliador realizar las gestiones necesarias y concluir los procesos de negociación pendientes para llevar a buen término la suscripción del convenio de acreedores para someterlo a la aprobación del juez a fin de declarar formalmente la terminación del Concurso Mercantil, capitalizar a la empresa y permitirle dejar su estado de insolvencia.
“Una vez concluido el proceso anterior, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes estará en posibilidad legal de verificar las capacidades financiera, técnica, administrativa y jurídica para expedir el Certificado de Operador Aéreo a la aerolínea a efecto de que pueda iniciar operaciones en términos de la normatividad aplicable”, señaló Pérez-Jácome.
La Secretaria del Trabajo y Previsión Social, Rosalinda Vélez Juárez, enfatizó que la mayor prioridad será darle celeridad al proceso y otorgar la más alta prioridad a los derechos de los trabajadores y al pago de sus liquidaciones.
Inversionistas locales
Tras la incertidumbre sobre los recursos, el juez Felipe Consuelo aseguró que la inversión para capitalizar a la aerolínea es 85 por ciento nacional y 15 por ciento extranjero.
En tanto, Christian Cadenas, presidente de Med Atlántica y representante de los inversionistas, explicó que cuentan con un fondo de 650 millones de dólares, de los cuales 300 son para Mexicana de Aviación, mientras que otros 300 son para hoteles y 50 millones servirán como un respaldo para contingencias.
“Para nosotros es una gran satisfacción haber podido dar este primer paso, pero queda un largo camino y mucho trabajo por hacer. Creemos que estamos en la buena senda, que es el primer paso de lo que queremos hacer, que es ver volar a Mexicana”, puntualizó Cadenas.
Aún hay camino que recorrer
Fernando Perfecto, secretario general de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA), manifestó que aún no puede sentirse complacido, que sólo lo hará “cuando veamos despegar el primer avión de Mexicana”.
El líder del Sindicato de Trabajadores de Tierra (SNTTTASS), Miguel Ángel Yúdico, dijo que contra el pesar de otros, Mexicana volverá a volar a corto plazo.
 Un adeudo heredado que se debe pagar para volar
Una vez que Mexicana de Aviación regrese a operar, le falta aún liquidar los adeudos que mantiene con una lista de más de 24 mil acreedores, y que en un inicio totalizaban más de 11 mil millones de pesos.
Sin embargo, como parte del concurso mercantil, Gerardo Badín, el conciliador del proceso, logró acuerdos con todas las empresas a las que les deben dinero para reducir este adeudo en alrededor de dos mil millones de pesos, de acuerdo con información proporcionada ayer por Felipe Consuelo, juez rector del concurso mercantil.
Como informó Mexicana, Banorte y Bancomext, los principales acreedores y quienes mantienen en su poder los aviones de la empresa, condicionaron la aprobación del convenio concursal a la demostración de los recursos para recapitalizar a la empresa, tal y como ocurrió ayer.
Los ocho mil trabajadores serán quienes tengan la prioridad. Posteriormente en la lista inicial publicada en diciembre de 2010 se reconoce al Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext), con un monto de 783 millones 994 mil 995.5 pesos; a Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA), mil 183 millones 673 mil 676.9 pesos; y Banorte, con casi mil 325 millones 128 mil 848 pesos.
Destacan también las deudas con el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) por 215 millones 400 mil 228 pesos; Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (Seneam), 117 millones 365 mil 44 pesos; aunque también tiene adeudos pendientes con el Instituto Mexicano del Seguro Social y con el Sistema de Administración Tributaria (SAT).
Aunque se informó que 70 por ciento de los acreedores aceptaron la reducción de entre 60 y 70 por ciento del adeudo para firmar el convenio concursal, existen algunos sectores renuentes a recibir ajustes, como es el caso de los hoteleros independientes agrupados en la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles (AMHM), a quienes se les adeuda 120 millones de pesos, y a las agencias de viaje a los que se les debe 200 millones de pesos.
¿Qué es la firma Med Atlántica?
Med Atlántica demostró contar con la solvencia y condiciones necesarias para operar a Mexicana.
El grupo inversor planea reiniciar operaciones en abril para aprovechar la temporada alta de Semana Santa.
Es una empresa creada por Christian Cadenas, inversionista español, quien actualmente encabeza el grupo hotelero Blue Bay, con cerca de 20 hoteles en 13 destinos en Europa y el Caribe, y más de seis habitaciones y dos mil 600 empleados.
En México tiene presencia con el hotel BelleVue Beach Paradise, en Cancún; el BlueBay Grand Esmeralda, de Playa del Carmen, Quintana Roo, y uno más en Manzanillo, Colima.
Air Transat, empresa del grupo inversionista, es una de las aerolíneas charteras más importantes de Canadá. Transporta cerca de tres millones de viajeros al año y ofrece paquetes vacacionales, principalmente a destinos de playa en EU, México y también El Caribe.
Más pasos en el despegue
Med Atlántica comprobó ayer que tiene los recursos, lícitos, para que la compañía aérea pueda iniciar operaciones. Sin embargo, no sólo depende de que se tenga el dinero.
El secretario de Comunicaciones y Transportes, Dionisio Pérez-Jácome Friscione, detalló que para que la empresa ponga en el aire a Mexicana de Aviación, aún es necesario que se realicen algunos convenios legales.
Bajo este entendido, dijo que primero se requiere suscribir el convenio concursal de acreedores, donde se manifestará que Mexicana es solvente y donde quedarán plasmadas “las quitas”, así como indemnizaciones.
Cuando se cumpla con ello, dijo que se deberá demostrar la solvencia para capitalizar la empresa, y así otorgar el certificado del operador aéreo que comprobará las capacidades técnica, jurídica, administrativa y financiera.
“Tenemos que certificar que hay recursos suficientes para que puedan reiniciar operaciones y cuente con el flujo para garantizar la seguridad del servicio”, afirmó.
En la conferencia de prensa que ofrecieron en la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), el presidente de Med Atlántica, Christian Cadenas, explicó que el plan de negocio establece que empezarán a volar con siete aviones a siete rutas, y de ahí progresivamente hasta alcanzar los 44 aviones al final de los primeros 12 meses.
Son siete aeronaves las que tiene Mexicana, y llegaron a un acuerdo con Bancomext para tener otra más a corto plazo, cuyo arrendador será Compass Group, de San Francisco.
En tanto, el administrador de Mexicana, Gerardo Badín, informó que iniciarán operaciones con dos mil 500 trabajadores, y esperan llegar al final del año a los cinco mil, de los cuales 130 son sobrecargos en el arranque.
Horarios intocables
Dionisio Pérez–Jácome  dijo que en cuanto a los horarios de despegue y aterrizaje, así como las  rutas, “no se ha violentado ninguna disposición en esta materia, no se han asignado los slots que Mexicana tenía antes de entrar en la situación de insolvencia, de concurso mercantil y suspensión de operaciones.
“En caso de regresar Mexicana de Aviación, están protegidos los slots por las medidas precautorias, conforme a las disposiciones aplicables. Hay un reglamento de la ley de aviación que establece cómo se manejan los slots”, agregó.
Amparo podría retrasar vuelo
Por su parte, Iván Barona, representante de los inversionistas de Union Swiss, dijo tener un amparo contra la venta de Méxicana de Aviación, luego de asegurar que  tiene también los recursos para rescatar a la aerolínea, pero que las autoridades no han aceptado atenderlo y que peleará en los tribunales esta decisión en favor de Med Atlántica.
El director de Union Swiss, Fausto Alzati, había pedido horas antes que se reconociera la seriedad, capacidad y profesionalidad  de su grupo, y se les adjudique la aerolínea, “porque antes que nadie demostramos los fondos.”
Afirmó que los empresarios que él representa han “respetado las reglas que ha establecido el Juez, pero nosotros le probamos con toda claridad desde el 14 de diciembre de 2011, la existencia de los fondos”.
El juez Consuelo explicó que la compañía Union Swiss no logró acreditar la legalidad de su capital, pues el dinero no está en México.
Fuente: http://excelsior.com.mx