Air France-KLM entra en «números rojos» y pierde 809 millones en 2011.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

 
Air France-KLM registró unas pérdidas de 809 millones de euros durante 2011, frente al resultado positivo logrado un año antes, cuando ganó 289 millones de euros, anunció este jueves el grupo franco-holandés. 

La cifra de negocio anual alcanzó los 24.363 millones de euros, un 4,5% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior, cuando el grupo facturó 23.310 millones de euros.
El resultado operativo también fue negativo con unas pérdidas de 353 millones de euros, frente a los 28 millones de euros de beneficio bruto en 2011.
Por su parte, el resultado de explotación antes de alquileres y amortizaciones (Ebitdar) se situó en 2.192 millones, un 12,4% menos. 
«El año 2011 fue difícil para el grupo debido a una combinación del entorno de incertidumbre económica y al fuerte aumento de los precios del petróleo», valoró el presidente de Air France-KLM, Jean-Cyril Spinetta, tras la presentación de los resultados del ejercicio. 
Ante esta situación, el directivo incidió en que se hace aún más necesario el plan de transformación para el grupo aéreo, que éste presentó el pasado 12 de enero. Dicho plan incluía la congelación salarial hasta 2014 y un programa de recortes de 1.000 millones, que contemplaba ajustes en su flota, reducción de inversiones y la reestructuración de sus operaciones en el corto y medio radio. 
Al respecto, avanzó que todos los proyectos y medidas anunciadas ya se han puesto en marcha. «Nuestra meta es reducir aproximadamente en un 10% los costes unitarios, incluidos los de combustible», apuntó, para insistir en que este plan permitirá al grupo «mantenerse fuerte».  
El grupo incrementó su costes por carburante en 273 millones, hasta los 1.620 millones de euros, lo que supone un 20,1% más, al que se añade el aumento del 13% en los precios de sus coberturas. Los gastos de personal crecieron ligeramente en un 1,4%, hasta los 1.870 millones de euros. 
A cierre de 2011, Air France-KLM cuenta con un flujo de caja de 934 millones de euros, gracias a la mejora de su capital circulante. Además, cuenta con líneas de crédito por valor de 1.850 millones de euros y una deuda neta de 6.500 millones de euros, que tratará de no aumentar durante el ejercicio fiscal de 2012. 
La compañía recordó que en febrero colocó su éxito la mitad de su participación en Amadeus, representativa del 7,5% del capital del proveedor tecnológico de servicios turísticos, por 33,6 millones de acciones. Gracias a esta operación, Air France-KLM obtuvo 467 millones de euros. 

PERSPECTIVAS 2012-2014.

 

En cuanto a las previsiones, la compañía trabaja ya en su plan denominado ‘Transform 2015’, con el que prevé reducir sus costes en un 10% en los próximos tres años, excluyendo la partida de combustible, y recortar su deuda neta en 2.000 millones de euros para finales de 2014.
A esto se añade la revisión a la baja del crecimiento de su oferta, que se limitará a un aumento de entre el 1% y el 2% durante los próximos tres años, frente al 4,7% aplicado a lo largo de 2011. 
Además, como resultado de este ajuste, también recortará sus inversiones, especialmente en flota, hasta un máximo de 700 millones de euros en 2012, 600 millones en 2013 y 300 millones en 2014, frente a los 1.200 millones invertidos durante el pasado ejercicio. 
Como ya anunciara a principios de año, entre las medidas de ahorro de inmediata aplicación se encuentran la moderación salarial y la reducción de gastos generales, que permitirán un ahorro de 1.000 millones de euros en tres años: 280 millones en 2012, 390 millones en 2013 y 400 millones en 2014. La compañía ha advertido además que «no escatimará en mayores esfuerzos para un ahorro permanente». 
Así, la primera fase de dicho plan, que se prolongará hasta finales de este mes, ya se está negociando con los sindicatos de Air France y KLM para introducir medidas de mejora en la productividad, siguiendo las líneas marcadas por la compañía. 
Para 2012, el grupo prevé un panorama «incierto» mientras el precio del crudo continúe incrementándose y llegando a niveles récord. Así, la compañía prevé que su factura de carburante crezca hasta 1.100 millones de euros y por ello, espera un resultado operativo inferior al del primer semestre pasado. Por contra, la segunda mitad del año irá mejor, por la implementación de las medidas contempladas en su plan.
Fuente: http://www.europapress.es