Sky Airline retiró su último Boeing y solo opera con aviones Airbus.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado



Sky Airline informó este lunes que comenzó a operar la totalidad de su flota con el modelo Airbus, al recibir su décimo quinto avión de la familia A320 y retirar su último Boeing 737-200.

En los últimos tres años, la aerolínea ha reemplazado 18 aviones Boeing 737-200 con los aviones de última tecnología Airbus de la familia A320, incluyendo 11 A319 y cuatro A320
La familia A320 tiene el menor costo por asiento por kilómetro de todos los aviones de pasillo único y ofrece una cabina más ancha que sus competidores, permitiendo tener asientos más anchos, pasillo más amplio y mayor espacio personal.
“A medida que expandimos nuestra red a mercados internacionales, la familia A320 ofrece la mejor productividad, los costos más bajos de operación, operaciones en tierra más rápidas y la mejor eficiencia de consumo de combustible de cualquier avión de pasillo único”, dijo Holger Paulmann, gerente de operaciones de Sky Airline.
“La conversión de la flota de Sky Airline a la familia A320 es el ejemplo perfecto de cómo cambiar hacia aviones de última generación y lograr beneficios por su probada fiabilidad, eficiencia y comodidad para los pasajeros”, dijo Rafael Alonso, Vicepresidente Ejecutivo de Airbus para América Latina y el Caribe. 
Junto a la renovación de su flota, Sky Airline también solicitó a Airbus una variedad de productos y servicios para potenciar sus operaciones, incluyendo AirFASE (sistema de monitoreo y operaciones de vuelo), SAMS (Sistema de Evaluación y Gestión de Seguridad), AIRMAN (sistema de monitoreo de salud del avión y solución de problemas en tiempo real) y RNP-AR (sistema de precisión para navegación).
Proyecciones
De acuerdo a la última Proyección Global de Mercado de Airbus (GMF, por sus siglas en inglés), se espera que el número de aviones de pasajeros en Chile sean más del doble en los próximos 20 años, gracias al crecimiento del tráfico doméstico de pasajeros en cerca de un 83%. 
El tráfico internacional desde y hacia Chile, por otra parte, se incrementó en un 80% en la última década, dando oportunidad a los operadores chilenos de lograr más del 50% del mercado.