Otras

Desvían un avión de Turkish Airlines que partió de Nueva York hacia Estambul por amenaza de bomba.

La Policía de Nueva Escocia confirmó que el vuelo TK2 de Turkish Airlines llegó a las 00:53 (hora local) al aeropuerto de Halifax-Stanfield, el cual tuvo que ser desviado de su trayectoria por una amenaza de bomba.
Los 256 pasajeros y la tripulación del vuelo, todos a salvo, fueron atendidos por los servicios de emergencia locales y redirigidas al edificio de la terminal.
Sin embargo, la Policía canadiense revisó y declaró seguro al avión de Turkish Airlines según informó la fuerza de seguridad en su cuenta de Twitter.
La Real Policía Montada de Canadá informó en esa red social que el avión con los 256 ocupantes que tuvieron que ser desembarcados proseguirá su ruta este domingo por la mañana.
Los viajeros continuarán vuelo dentro de la misma aeronave, aunque por el momento no ha sido precisada la hora del despegue.
Los perros adiestrados para localizar objetos explosivos inspeccionaron el equipaje y el avión, agregó la Policía canadiense, que precisó que no ofrecería más detalles sobre la investigación que aún continúa.
Según informaron, la amenaza fue recibida a las 22:50 de este sábado, aunque por el momento se está tratado de determinar la procedencia de la misma.