Otras

La nueva terminal del aeropuerto Tenerife Sur entrará en uso en 2021.

La nueva terminal del aeropuerto Tenerife Sur, en la que Aena invertirá más de 120 millones a partir del próximo año según ha anunciado este miércoles la ministra de Fomento, Ana Pastor, entrará en funcionamiento en 2021.
Esa es la previsión que maneja el presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, que se ha mostrado “muy satisfecho” con el anuncio de la ministra tras cristalizar unas negociaciones abiertas entre la corporación y AENA que habían entrado “en punto muerto” desde el pasado mes de abril.
Alonso ha comparecido ante los periodistas para detallar el proyecto, que pasa por la construcción de un módulo nuevo que se integre con la terminal antigua y la T2 –actualmente infrautilizada y también con obras de adecuación pendientes– con el fin de crear una gran terminal que implicará una “reorganización completa” de la zona de facturación, descanso de los pasajeros y superficie comercial.
Con esta obra, que ampliará en más del 30 por ciento la superficie útil, el aeropuerto se situará en la ratio media de pasajeros por metro cuadrado, dado que en la actualidad está al 90 por ciento de saturación.
Alonso ha comentado que falta el visto bueno de las compañías aéreas ya que tras la privatización parcial de AENA, las nuevas inversiones repercutirán en las tarifas para que sean “sostenibles”, si bien no le “preocupa” porque las aerolíneas ya conocen estos planes y en muchos casos se han quejado de que el aeropuerto es “muy incómodo” en determinadas horas del día.
Además, ha apuntado que Tenerife Sur es un aeropuerto “muy rentable” y el primero de España en peso turístico, por lo que el flujo de tráfico actual “soporta” la inversión, al tiempo que prácticamente ha descartado la construcción de una segunda pista ya que ahora mismo “no es una prioridad”.
GESTIÓN DE LOS AEROPUERTOS
Sobre la privatización parcial del ente, ha reconocido que en las islas ha habido “preocupación” por que se mantenga el nivel de inversiones en la red, si bien ve que con el caso del proyecto de Tenerife Sur, se diluye.
Al igual que el presidente canario, Fernando Clavijo, el presidente tinerfeño apoya que tanto el Ejecutivo como los cabildos tengan representación en el Consejo de Administración, y ha abogado por “trabajar y dialogar” –“alzando alguna vez la voz”– antes que utilizar la vía judicial, que debe ser la “última” opción.