Otras

La policía evacúa una terminal del aeropuerto de Copenhague por un objeto sospechoso.

La policía danesa ha evacuado una de las terminales del aeropuerto de Kastrup (Copenhague) al encontrar un objeto sospechoso.
Un portavoz del aeropuerto señaló a la televisión pública “DR” que se trata de una maleta abandonada en la terminal 3, la más concurrida.
Las autoridades han desplazado al lugar un amplio dispositivo policial, perros y personal médico, siguiendo el procedimiento habitual en caso de posibles emergencias.
Los pasajeros han sido trasladados a otra de las terminales para realizar desde allí el registro de vuelos, informó la dirección del aeropuerto.
Por otra parte, la aerolínea francesa Air France desvió hoy dos vuelos que habían despegado desde Estados Unidos y que tenían como destino París al recibir sendas amenazas de bomba por teléfono, informó la compañía
Uno de los vuelos había despegado desde el aeropuerto de Dulles (Virginia, cerca de Washington, D.C.) y fue desviado hacia Halifax (Nueva Escocia, Canadá), donde los pasajeros fueron evacuados.
El segundo de los vuelos había partido de Los Ángeles en la costa oeste y fue desviado a Salt Lake City (Utah). Ambos aviones pudieron aterrizar sin problema y por el momento no se tiene constancia de que haya habido daños de ningún tipo.
La CNN informó de que el vuelo que había partido de Los Ángeles, identificado con el número 65 por Air France, recibió la amenaza de bomba desde tierra tras despegar.
Poco después, el vuelo 55 que cubría la ruta entre Dulles y el aeropuerto Charles de Gaulle de París recibió otra amenaza de bomba, aunque por el momento se desconoce si fue la misma persona la que llamó en ambos casos.
“Varios cuerpos de seguridad están trabajando para determinar la naturaleza de las amenazas que causaron el desvío del vuelo 65”, indicó a la CNN el agente especial de la división de Salt Lake City de la Oficina Federal de Investigaciones de EEUU (FBI) Todd Palmer.