Otras

Las aerolíneas ‘low cost’ superarán el 50% de cuota de mercado en Europa en 5 años.

El nacimiento de las compañías low cost entre finales de los años ochenta y principios de los noventa en el Viejo Continente -Ryanair fue fundada en 1985 y easyJet en 1991- supuso toda una revolución en el segmento de las aerolíneas. Desde ese momento, su cuota de mercado no ha dejado de incrementarse: en el año 2003 lograron superar por primera vez el 10% de los pasajeros en vuelos dentro del continente y solo dos ejercicios más tarde su cuota ya sobrepasaba el 20%.
En este contexto, este tipo de compañías continúa recortando las distancias con respecto a las aerolíneas de bandera y a cierre del año pasado ya transportaban el 43% de los pasajeros del Viejo Continente. Ahora, los analistas esperan que sigan ganando cuota de mercado. De este modo, desde Citi prevén que dentro de cinco ejercicios su cuota supere el 50% y que en 2024 ya haya sobrepasado del 55%. Desde el banco norteamericano pronostican que este aumento “esté liderado principalmente por Ryanair, easyJet, Norwegian Air Shuttle y Wizz Air”.
En estas circunstancias, el crecimiento previsto por los analistas para este tipo de aerolíneas es mucho mayor que el proyectado para las tradicionales. Se espera que las tres mayores low cost del Viejo Continente (Wizz, easyJet y Ryanair) aumenten su cifra de negocio a un ritmo medio anual del 9,7% entre 2014 y 2017, frente al 3,5% que los analistas esperan para las tres principales aerolíneas de bandera (IAG, Lufthansa y Air France).
En este proceso para ganarse a los pasajeros, las compañías de bajo coste ya han logrado conquistar al mercado: entre las tres mayores low cost (Wizz, easyJet y Ryanair) ya capitalizan casi 30.000 millones de euros, frente a los menos de 25.000 millones que se anotan las tres principales aerolíneas europeas (Lufthansa, Air France e IAG). Así, la irlandesa se ha convertido en la mayor del mercado por capitalización en bolsa.
Favoritos para los analistas

Del mismo modo, el segmento de las compañías de bajo coste también tiene ganados a los bancos de inversión: tanto easyJet como Wizz y Ryanair cuentan con unas sólidas recomendaciones de compra, mientras que entre las aerolíneas de bandera solo IAG logra mantener el tipo y tiene una compra clara.
De ellas, la que cuenta con la mejor recomendación es Ryanair, que forma parte de elMonitor, quien también se ha coronado como la favorita de los inversores este año y se anota un ascenso de casi el 55%. Desde Citi prevén que la firma irlandesa logre aumentar su cota de mercado desde el 13,4% actual hasta el 21% en menos de diez años. Uno de los puntos favorables con los que cuenta la compañía es su capacidad de crecimiento: los expertos esperan que su facturación crezca al 14% entre 2015 y 2017 frente al 10,7% previsto para easyJet. “Esperamos que Ryanair siga superando la actuación de todos sus competidores en términos de facturación”, señalan desde Barclays, donde creen que la irlandesa “será la mayor beneficiada a largo plazo de los bajos costes del petróleo, con la mayor capacidad de reducción de precios y el menor impacto en las ventas”.
Otra de las principales ventajas competitivas de las aerolíneas de bajo coste son sus elevados márgenes: y es que se espera que entre 2015 y 2017 estas compañías conviertan en beneficios, en media, entre 15 y 16 euros de cada 100 ingresados , frente a un margen neto esperado para las aerolíneas tradicionales de entre el 3,5 y el 5%, según el consenso de mercado que recoge FactSet. En cualquier caso, la compañía que será líder indiscutible en este aspecto es Ryanair: se prevé que logre ganancias de entre 20 y 21 euros de cada 100 que facture.