Otras

Mantienen detenida a azafata que se mostró violenta en vuelo de American Airlines.

Una asistente de vuelo acusada de comportamiento violento y errático que generó problemas en un vuelo internacional fue ordenada a permanecer detenido sin posibilidad de fianza a la espera de una nueva audiencia.
Joanne Snow, una azafata de American Airlines, fue acusada de interferir con la tripulación de vuelo y de atacar a un alguacil federal aéreo durante un vuelo de Charlotte, Carolina del Norte a Frankfurt, Alemania el 23 de noviembre.
En un comunicado por escrito por el alguacil, se describe el comportamiento de Snow como tan errático que sus compañeros de tripulación querían retirarla del avión antes de su despegue. Sin embargo, la administración de American Airlines decidió no hacerlo.
Snow estuvo causando problemas tanto en el vuelo de ida como en el de regreso desde Alemania. Cacheteó a una compañera, y mientras el avión se desplazaba para despegar en Frankfurt, intentó abrir las puertas del avión.
Cuando el avión aterrizó en Charlotte, Snow estaba gritando mientras intentaba superar el área de control de pasaportes y pateó al alguacil en varias ocasiones cuando él la tenía en custodia. Tras el arresto, Snow fue llevada al Centro Médico Carolinas y luego transferida al Centro Médico Rowan. De ahí pasó a la Cárcel del Condado de Mecklenburg, en donde permanece detenida hasta su próxima audiencia el viernes.
El martes se mostró nuevamente agitada en la corte, discutiendo con su abogada y el juez. Su abogada Elizabeth Blackwood pidió que fuera entregada a sus hijos, ya adultos, en New Hampshire, en donde puede ser monitoreada.
De ser hallada culpable, sería multada con 500.000 dólares y sentenciada a un máximo de 25 años en prisión.