Otras

Nace TAP Express, aerolínea portuguesa de bajo coste.

La aerolínea portuguesa TAP va a reciclar su filial Portugalia en una ‘low cost’ que comenzará a operar el 27 de marzo. La nueva compañía, TAP Express, se pondrá en marcha con 17 aviones y una inversión de 400 millones de euros.

Es un ejemplo de que el modelo de negocio que, por ejemplo, explota KLM con Transavia se ha extendido de tal manera en las empresas del sector que se ha convertido en su mejor herramienta para plantar cara a las Ryanair, EasyJet, etc.
El primer paso se centrará en renovar la flota, con el objetivo de reducir un 40% los costes por pasajero. El esfuerzo busca incrementar considerablemente los beneficios: hasta 60 millones de euros, de acuerdo con las previsiones que maneja la firma.
Con esta estrategia, TAP Express sacará partido a las sinergias con Azul Brazilian, propiedad de David Neeleman, el magnate que compró el emblema portugués de la navegación aérea bajo la autorización del anterior primer ministro, Pedro Passos Coelho.
Se da la circunstancia de que el flamante Gobierno socialista de António Costa, apoyado por la izquierda radical, acaba de aprobar la readquisición del 50% de las acciones de TAP, aunque la gestión continúa en manos privadas a través del consorcio Gateway, formado por Neeleman y el empresario local Humberto Pedrosa.