Un youtuber logra viajar gratis en la Primera Clase de Emirates.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

Este lunes el youtuber Casey Neistat lograba algo con lo que mucha gente sueña: lograr un ‘upgrade’ gratuito a primera clase. Y no a una cualquiera, si no a la de la compañía aérea Emirates. Ducha a bordo, privacidad absoluta en una habitación o una azafata para hacerle la cama son algunas de las comodidades que vivió Neistat, y que puede vivir todo aquel que pague 21.000 dólares por viaje.

Fue el 19 de septiembre cuando el también productor de cine publicaba en su canal de YouTube una de las experiencias más importantes de sus vida, según el mismo relata. Casey viajaba de Dubái a Nueva York a bordo del avión Airbus A380 de la aerolínea Emirates cuando fue ‘ascendido’ a Primera Clase.

Al igual que otras compañías árabes como Etihad, la aerolínea subsidiaria del gobierno de Dubái, Emirates, se caracteriza por el máximo cuidado de sus clientes más exclusivos. A pesar de que nacía en 1985 con apenas dos aviones, esta aerolínea actualmente cuenta con la mayor flota del mundo de Airbus A380 y Boeing 777, vuela a más de 150 destinos en 80 países, y opera más de 1.500 vuelos desde Dubái cada semana.

La Primera Clase de Emirates, como cómicamente relata Neistat, es una auténtica suite privada a 40.000 pies de altura. Las puertas correderas del asiento garantizan la máxima privacidad durante el vuelo. En el interior, los huéspedes tienen acceso a un completo minibar, a una cesta repleta snacks y a un pequeño tocador con productos Bvlgari que «le ayudarán a prepararse para el día que le espera y a llegar totalmente descansado», apunta Emirates en su web. También y como relata un sorprendido Casey Neistat, el asiento se transforma en una cómoda cama – que una azafata arregla – y para el máximo confort la compañía obsequia con un pijama, unas zapatillas y un antifaz.

Para el ocio y el entretenimiento, esta suite dispone de un gran televisor con un amplio surtido de contenido audiovisual. En concreto, el usuario tiene a su disposición 2.500 canales con lo último en cine y series, música o videojuegos. Los diferentes contenidos están disponibles en varios idiomas y se puede regular la iluminación de la suite como si de una sala de cine se tratara. Asimismo para los clientes más sociables, la Primera Clase de Emirates incluye una sala VIP donde poder tomarse un buen cóctel o un buen licor servido por un «experto barman», explica la aerolínea.

La oferta gastronómica en el avión es de 24h, pues la cocina le preparará «lo que le apetezca en cada momento», sentencia Emirates. El menú a la carta, por su parte, está inspirado en la gastronomía más árabe y utiliza los alimentos más frescos y exclusivos de la región de Dubái.

Sin embargo, y como disfruta el youtuber, el momento más espectacular de la experiencia en la Primera Clase de Emirates es la ducha a 40.000 pies de altura. Previa reserva de plaza, el huésped tiene a su disposición una rejuvenecedora ducha-spa, que incluye una selección de artículos de tocador de Bulgari y productos Timeless Spa. Una vez en tierra, los clientes VIPs de la aerolínea dubaití tienen acceso a exclusivas salas de espera y un servicio de chófer gratuito en más de 70 ciudades.

Fuente: El Economista