Qantas utilizará biocombustible a base de carinata en vuelos.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

La aerolínea australiana Qantas realizará el primer vuelo del mundo entre Estados Unidos y Australia con biocombustible a base de carinata.

El vuelo se operará exclusivamente con biocombustible a principios de 2018 en colaboración con World Fuel Services y Altaris Fuel.

El componente principal del biofuel que alimentará el primer Boeing 787-9 Dreamliner integrado en la flota de Qantas, será la carinata (Brassica Carinata), una semilla de mostaza no apta para alimentación y utilizada en la industria, que produce un aceite monoinsaturado de alta calidad apta para convertirse en biocombustible de aviación, biojet para aviones y bio-diesel para los vehículos de aeropuertos.

El anuncio de este primer vuelo intercontinental de Qantas con biocombustible, llega tras un acuerdo firmado entre la aerolínea y Agrisoma Biosciences (Agrisoma) que ha sido la empresa que ha desarrollado la semilla de carinata para su uso en el sector aeronáutico e industrial.

La aerolínea australiana se sitúa de esta forma en un elemento importante en el desarrollo agrícola en Australia, en un sector clave para el futuro de la aviación y en donde se pretende un cultivo de 400,000 hectáreas de carinata para obtener una producción anual de 200 millones de litros de jet fuel, apoyando directamente el desarrollo de una refinería renovable para la obtención del biocombustible.

Los ensayos previos han demostrado que la semilla de carinata puede cultivarse con éxito en Australia, que pueden sembrarse en áreas de barbecho donde no es factible el cultivo de otras plantas o entre ciclos de cultivo regulares, que mejoran la calidad del suelo, a la vez que reducen la erosión en los cultivos alimentarios.

A esta posibilidad que reportará ganancias a los cultivadores, se une el hecho de que del tratamiento de la carinata se obtiene una harina de alta calidad, libre de organismos modificados genéticamente OGM y con elevados índices de proteínas, que resultan aptas para cubrir la demanda de alimentación ganadera australiana.

Fuente: Noticias Aéreas