Incidentes y Accidentes

En 2017, no hubo ningún accidente que provocara muertes en un avión jet comercial en el mundo.

2017 fue, tal vez, el año más seguro de la historia para los pasajeros de aviones. Según un grupo de investigación holandés, el año que acaba de concluir no tuvo ningún accidente que provocara muertes en un avión jet comercial, léase, en un vuelo de aerolínea o chárter.

Según el diario británico The Independent, solo hubo dos accidentes fatales con aviones comerciales, pero se trataba de aeronaves con motores de hélice. El primero se registró con una ambulancia aérea en Angola, que causó la muerte de siete personas, y el segundo con una aeronave rusa en Siberia, con la muerte de seis de sus ocupantes. Una niña de cuatro años sobrevivió.

Un elemento a tener en cuenta es que este estudio no toma aeronaves de menos de 5700 kilos de peso (aviones pequeños), de las cuales dos colisionaron este 31 de diciembre: una en Sydney causando seis muertes, y otra se estrelló en Costa Rica, provocado la muerte de sus 12 tripulantes.

El investigador Adrian Young asegura que este estudio demuestra que la aviación comercial se ha vuelto cada vez más segura, con una probabilidad de uno en 16 millones de sufrir un accidente aéreo.

Las cifras de muertes en un avión jet comercial han disminuido notablemente en los últimos años. En 2014, un avión de Malaysia Airlines derribado sobre Ucrania y la desaparición del vuelo 370 de la misma compañía provocaron 864 muertes en aviones. En 2015, esta cifra disminuyó a 471 personas fallecidas, incluyendo 150 muertes en un avión de Germanwings que chocó contra los Alpes franceses en un vuelo suicida.

En 2016, 271 personas murieron en el aire: estas incluyen las 71 víctimas fatales del vuelo de LaMia que transportaba a Chapecoense a la final de la Copa Sudamericana contra Atlético Nacional, y que chocó en La Unión, a pocos kilómetros del Aeropuerto José María Córdova de Rionegro, cuando se quedó sin combustible.

Fuente: PubliMetro