La Industria

El C919, el próximo avión comercial chino, ya tiene 815 pedidos.

China ha recibido 30 nuevos pedidos de su próximo avión comercial, el C919 y ya acumula un total de 815, previstos para ser entregados antes de que finalice 2020, según ha informado hoy la Corporación de Aviones Comerciales de China (Comac, por sus siglas en inglés) y ha difundido ‘Xinhua’, la agencia oficial de noticias de China.

La empresa que ha realizado el nuevo pedido ha sido China Huarong Financial Leasing, que también ha solicitado 20 aviones del modelo ARJ21. En total, los 815 pedidos del C919 proceden de 28 clientes. Por su lado, el ARJ21 ha llegado a 453 pedidos de 21 clientes diferentes.

“Esperamos establecer una relación comprensiva y cooeperativa con Comac”, ha afirmado el presidente de China Huarong Asset Management, la matriz de China Huarong Financial Leasing.

El C919 todavía está en pruebas tras un primer vuelo exitoso el pasado 5 de mayo de 2017. Este avión fue diseñado para reducir la dependencia del gigante asiático del fabricante americano Boeing y del europeo Airbus, para competir con los modelos más demandados en la región de ambos constructores el A320 y el B737.

China estimaba lanzar el C919 en 2014 para que entrara en servicio en 2016, pero el programa ha afrontado diversas dificultades que retrasaron el diseño y su fabricación.

VERSIÓN MEJORADA

El C919 puede transportar 158 pasajeros en su versión estándar y hasta 174 pasajeros en su versión extendida, con una autonomía de vuelo entre 4.075 y 5.555 kilómetros, en su versión mejorada, según datos del fabricante.

Comac espera vender al menos 2.000 unidades, después de que el primer avión comercial regional de China, el ARJ21, comenzara su operación comercial en junio de 2016.

China se ha convertido en un mercado clave para el sector a nivel mundial y se espera que necesite entre 5.000 y 6.000 nuevos aviones de pasajeros en los próximos 20 años.