La Industria

Airbus y científicos chinos estudian materiales nano en aviación.

El sueño de volar ha evolucionado desde la madera y el metal hasta los modernos aviones de materiales compuestos. Ahora, el fabricante europeo Airbus y científicos chinos se han fijado la meta de revolucionar la aviación con nanomateriales.

“Esto representa el futuro”, afirmó Michel Tran Van, gerente general del Centro de Ingeniería de Airbus en Beijing (ABEC, por sus siglas en inglés).

“Airbus y varias de las instituciones de investigación científica más importantes de China están combinando las necesidades del sector con las tecnologías más avanzadas”, agregó.

El ABEC y el Centro Nacional para la Nanociencia y la Tecnología de China anunciaron recientemente el establecimiento de un laboratorio conjunto en Beijing para explorar las aplicaciones de ingeniería de la nanociencia en la industria aeronáutica.

“Siempre hemos trabajado en busca de vehículos de transporte livianos y seguros. Y debemos centrarnos también en la conservación de energía y la protección del medio ambiente”, dijo el experto de la Academia de Ciencias de China y profesor de la Universidad de Tsinghua Fan Shoushan.

“Los compuestos, también conocidos como compuestos funcionales o materiales inteligentes, son importantes para abordar estos asuntos”, añadió Fan.

Los nanomateriales son aquellos materiales con al menos una dimensión de un nanómetro (una milmillonésima de metro) en tamaño. También se llaman materiales de escala nano.

Si un cabello tiene un diámetro de 0,05 milímetros y es dividido axialmente en 50.000 filamentos en promedio, cada filamento tiene un grosor de alrededor de un nanómetro.

La nanotecnología es una tecnología emergente que empezó a atraer la atención a comienzos de los años 90.

Durante las últimas dos décadas, China se ha convertido en una fuerza vital en la nanoinvestigación a nivel global, y sus logros han sido claves en el desarrollo de numerosas tecnologías avanzadas.

“Combinar la investigación científica con la industria es una buena manera de crear una nueva generación de materiales”, dijo Fan.

“Sólo la industria misma sabe lo que realmente necesita en el futuro, y la comunidad de investigación científica sabe hacia dónde se dirige”, manifestó el experto.

Por Xinhua