Aerolíneas

La presión que enfrenta Interjet tras ‘mandar a volar’ a los Sukhoi.

Interjet dio un golpe de timón para hacerle frente a la crisis que enfrenta la industria aérea mexicana. El anuncio de sustituir su flota y reducir su plantilla laboral, a decir de analistas, son pasos en la dirección correcta, aunque aún tiene trabajo pendiente para competir en un mercado aéreo mexicano con tarifas cada vez menores y en que los costos parecen no tener techo.

“La decisión que ha tomado Interjet es correcta, están yendo por buen camino con la simplificación de flota y en reducción de costos, pero no creo que esto sea suficiente para hacerlos del todo competitivo en este mercado”, dijo Carlos Ozores, especialista del sector aéreo de la consultora ICF.

El consejo directivo de la empresa que encabeza Miguel Alemán Magnani decidió reducir la flota de aeronaves Superjet 100, de la rusa Sukhoi, e incorporar 20 aeronaves A320neo, del fabricante europeo Airbus, que se sumarán al pedido ya existente de 35 aviones de esta misma familia . La expectativa es incrementar en más de 3.6 millones el número de asientos en los próximos tres años.

La decisión de Interjet de dejar de usar estos aviones llega casi dos años después de la alerta de la Agencia Federal de Transporte Aéreo Rusa que obligó a la compañía a revisar parte de las 25 aeronaves que en ese momento formaban parte de su flota, lo que causó retrasos y cancelación de sus vuelos en plena temporada navideña.

Al incluir las aeronaves de Airbus, Interjet suma asientos por milla disponible, pues los Superjet 100 tienen una configuración de 93 asientos en promedio, frente a los 150 del fabricante europeo. “Esto se traduce, si los llenas, en mayor ingreso”, dijo Erick Medina, de Intercam. Actualmente, las aeronaves de Sukhoi representaban 10% de sus ingresos.

Aún con ello, Intejet sigue ofreciendo aviones con un menor número de asientos a diferencia de otras aerolíneas como Volaris y VivaAerobus, pues su estrategia es ofrecer mayor comodidad a sus viajeros con precios competitivos y servicio diferenciado. Esto es, mientras que una aeronave A320neo con Volaris tiene una configuración de 186 asientos, con Interjet es de 150 plazas.

La mayor comodidad no es algo que sea atractivo para todos los clientes, mencionó Ozores de ICF. “Lo que sucede es que en las rutas domésticas en México y las de Estados Unidos, que suelen ser cortas, no está claro que un cliente realmente esté dispuesto a pagar por ese espacio adicional”.

La estrategia de ofrecer un mejor servicio a un mayor precio que las líneas de bajo costo no es atractivo para los pasajeros que viajan por placer y quienes visitan familiares o amigos en el extranjero, coincidió Marco Montañez, analista del sector aéreo de Vector Casa de Bolsa. “El pasajero de placer es más sensible a las tarifas, ahí probablemente no será una estrategia ganadora”, agregó el analista.

A lo anterior se suma el contexto del sector en el país. México es uno de los países más rezagados en cuanto vuelos per cápita, con una tasa que no llega ni al 1%, y este porcentaje no se ha movido en varios años.

En la primera mitad del año, las aerolíneas mexicanas y extranjeras que operan en el país transportaron a casi 48 millones de pasajeros, un crecimiento de 7.9% anual, dejando atrás los aumentos de doble dígito que se registraron durante 2017, de acuerdo con datos de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC).

Sumado a este menor crecimiento, las aerolíneas mexicanas enfrentan un entorno de tarifas a la baja por una mayor competencia y costos que se elevan, en particular los gastos en mantenimiento de aeronaves y combustible. Una de las consecuencias de este panorama, son las pérdidas que Interjet registra desde 2017. Para el primer semestre de 2018, las pérdidas tocaban los 735 mdp.

Repunta en vuelos internacionales

Interjet y Aeroméxico han perdido participación de mercado frente a otra aerolíneas en México, lo cual han compensado al acelerar su crecimiento en el extranjero. En cuatro años, Interjet ha crecido su participación en vuelos al extranjero en 10 puntos porcentuales, para llegar a 21%, de acuerdo con datos de la DGAC.

Interjet es el segundo con la mayor participación de mercado en vuelos al extranjero después de Aeroméxico que tiene el 56% del mercado, y en que teje una red atractiva para el pasajero de negocios que abarca América, Europa y Asia.

“Es indudable que Interjet tiene un buen producto, la gran incógnita es si existe un mercado amplio que esté dispuesto a pagar un premium por ese producto”, señaló Ozores.

Por Adrián Estañol – Expansión

Foto: Wim Callaert