Aerolíneas

American Airlines ganó 1.094 millones hasta septiembre, un 41,3 % menos.

American Airlines anunció hoy un beneficio neto de 1.094 millones de dólares durante los primeros nueve meses del año, un retroceso interanual del 41,3 % causado principalmente por la subida en los precios del combustible.

La aerolínea, la primera de Estados Unidos por número de pasajeros, ganó entre enero y septiembre 2,34 dólares por acción, frente a los 3,76 dólares del mismo periodo del pasado año, según indicó en un comunicado.

El volumen de negocio siguió creciendo, sin embargo, con una facturación total de 33.603 millones de dólares durante los nueve meses, un 5 % más que el año anterior.

En el tercer trimestre, American Airlines facturó 11.559 millones de dólares, un 5,4 % más que en las mismas fechas de 2017.

En contraste, su beneficio neto se recortó casi a la mitad (-48,4 %), pasando de 661 millones de dólares hace un año a 341 millones ahora.

Según la empresa, la subida de los precios del combustible aumentó sus gastos en unos 750 millones de dólares durante el trimestre, en comparación con el mismo periodo del año anterior.

“Nos hemos movido rápidamente para adaptarnos a la coyuntura de costes más altos con planes de crecimiento de capacidad más bajos, la cancelación de vuelos no rentables, retrasando entregas de nuevos aviones y continuando con una gestión de gastos agresiva”, aseguró el presidente y consejero delegado, Doug Parker.

Según Parker, con esas medidas la empresa espera que los beneficios vuelvan a crecer en 2019 y más allá, apoyados en la importante demanda de sus servicios.

La facturación de American Airlines durante el tercer trimestre de este año fue la mayor lograda nunca por la compañía, destacó el directivo.

En las operaciones electrónicas previas a la apertura de Wall Street, las acciones de la empresa subían a esta hora casi un 5 % tras conocerse sus cuentas.

Por EFE