Aerolíneas

Lufthansa daría oportunidad a Boeing con sus 787 Dreamliners.

Lufthansa le dará a Boeing una oportunidad de satisfacer su próximo pedido de aviones de fuselaje ancho con sus 787 Dreamliners, lo que representa un desafío para el esfuerzo de Airbus por venderle más aviones A350 a la aerolínea alemana, según personas familiarizadas con los planes.

Lufthansa solicitó propuestas tanto de Airbus como de Boeing, y espera ordenar alrededor de 20 aviones en un acuerdo que podría concretarse en los próximos meses, dijeron las personas, que pidieron no ser identificadas debido a que las discusiones son de carácter privado.

La aerolínea también solicitó a los fabricantes de aviones que incluyan en el acuerdo una forma de deshacerse de sus antiguos modelos A340, que consumen mucho combustible. El acuerdo podría ser valorado en unos US$ 5,000 millones, agregaron las fuentes.

Representantes de Lufthansa, Airbus y Boeing declinaron hacer comentarios.

La compra de aviones de fuselaje ancho puede definir la estrategia de una aerolínea durante décadas, ya que tienen una vida útil de 20 años o más y los valores de reventa varían ampliamente. También son una gran inversión tanto para las aerolíneas como para los fabricantes, ya que estos últimos necesitan grandes pedidos para ayudar a los multimillonarios programas a obtener ganancias.

Flota compleja

Lufthansa ya ha pedido 25 aviones A350, 12 de los cuales la aerolínea tendrá en operaciones en Múnich para fines de año, y tiene opciones para 30 más. Si bien se ha comprometido a reducir la complejidad de la flota, hace cinco años la aerolínea ordenó 34 aviones Boeing 777-9, el primero de los cuales llegará en el 2020. Esos se suman a cualquier potencial orden por los 787 más pequeños.

El acuerdo de Boeing 777-9 se ha sometido a un escrutinio interno, y Lufthansa ha dicho que está evaluando distanciar las entregas, preocupada por el costo y el tamaño de lo que será el avión de doble motor más grande de la industria. El acuerdo incluye 14 aviones que Lufthansa puede optar por no tomar, lo que posiblemente debilitaría la ya limitada cartera de órdenes de Boeing por el modelo.

Lufthansa pagará el precio por invertir demasiado poco en su flota durante dos décadas. Los aviones 728 de la aerolínea tenían, en promedio, 11.4 años de antigüedad el año pasado, el doble que los aviones de 5.7 años de Emirates, con sede en Dubái, la mayor aerolínea de larga distancia del mundo.

Los casi 100 aviones de cuatro motores y alto consumo de combustible de Lufthansa generan el gasto en combustible más alto entre las aerolíneas de Europa. Y debido a que los precios del petróleo en un máximo de casi 4 años, sus 50 aviones A340 –casi una quinta parte de los modelos que aún operan en todo el mundo– cada día se convierten más en un pasivo.

Por Bloomberg – Gestión