Aerolíneas

Los reguladores chilenos aprueban el acuerdo de LATAM con IAG y American Airlines.

El Tribunal de Defensa de la Libre Competencia de Chile (TDLC) ha aprobado las dos propuestas de acuerdo de LATAM Airlines con el grupo IAG (British Airways, Vueling, Iberia, Aer Lingus, LEVEL) y la aerolínea estadounidense American Airlines, tanto para los negocios de pasajeros como de carga.

El fallo del TDLC ha tenido lugar casi tres años después de que las compañías aéreas anunciaran los acuerdos, algo que se produjo en enero de 2016. Previamente, los reguladores de Brasil, Colombia y Uruguay, tres mercados en los que está presente el grupo aéreo latinoamericano, ya habían aprobado los acuerdos propuestos.

“Esta decisión en principio es un precedente importante para la aviación comercial en nuestra región”, ha asegurado el consejero delegado de LATAM Airlines Group, Enrique Cueto.

“Como se ha demostrado en otras partes del mundo donde estas alianzas ya son una realidad, representa una oportunidad para asegurar el crecimiento de la industria, aumentando el tráfico de pasajeros y acercando Chile al mundo, impulsando aún más el turismo, los viajes de negocios y la economía a través de la industria aérea”, ha añadido el ejecutivo de la empresa.

El TDLC ha tomado esta decisión al llegar a la conclusión de que los “riesgos” de los acuerdos superan a sus posibles beneficios, según ha recogido el diario chileno ‘LaTercera’.

Los acuerdos, entre otras cosas, propiciarán que se produzcan vuelos de código compartido entre las tres líneas aéreas. Así, LATAM pasará de ofrecer vuelos a 140 destinos a más de 420.

En concreto, el convenio con American Airlines permitirá a la firma latinoamericana ofrecer 200 destinos nuevos, con más de 90 vuelos diarios entre Latinoamérica y Estados Unidos. La alianza con IAG, de su lado, añadirá 87 destinos a la oferta de LATAM, así como 45 vuelos diarios que conectarán Latinoamérica y Europa.

Por EuropaPress

Foto: iagcargo