Aerolíneas

Emirates recibe su último 777-300ER y se prepara para el Boeing 777X.

Mientras se prepara para un nuevo capítulo en su historia, convirtiéndose en el cliente de lanzamiento del Boeing 777X en menos de dos años, Emirates recibió a comienzos de este mes de diciembre su último Boeing 777-300ER, el avión-insignia de su flota del cual es el mayor cliente a nivel mundial. Desde que se convirtió en cliente del modelo, exactas ciento noventa unidades de todas las variantes de la generación actual del fuselaje ancho más vendido en la historia pasaron por la flota de la gigante del golfo pérsico.

Esta aeronave en cuestión se trata del 777-300ER matrícula A6-EQP, ensamblado en la línea de producción de fabricante aeronáutico estadounidense en Everett. Después de completar el montaje y todas las pruebas necesarias para certificar su aeronavegabilidad, el avión se despidió de su casa Washington el 1 de diciembre en dirección al calor de los Emiratos Árabes cumpliendo el vuelo EK7777. Pero antes de ganar los cielos definitivamente, la aeronave recibió un bautismo especial por el equipo de Boeing.

La relación especial entre Emirates y el modelo se inició hace veintiséis años, cuando firmó por primera vez un pedido por siete unidades del recién lanzado modelo 777-200, con el primero entregado cuatro años más tarde, en junio de 1994. La relación se expandió aún más en 2003, cuando Emirates anunció el más grande pedido por aeronaves en la historia de la aviación comercial en la época, que incluía veintitrés 777-300ER. En total, en el transcurso de los últimos años, el gigante emiratí, la cuarta mayor aerolínea del mundo en número de pasajeros transportados, acumuló pedidos por ciento cuarenta y cinco 777-300ER, todos entregados.

Emirates también será el mayor cliente de la generación X en sus dos varientes, 777-8X y 777-9X, con un pedido estratosférico de 150 unidades que a lo largo de las próximas décadas tendrá el papel de sustituir a la generación actual.

Además del 777X, Emirates también posee entregas pendientes por al menos cuarenta unidades del 787-10 Dreamliner, modelo al que se convirtió en cliente el año pasado durante el Salón Aeronáutico de Dubái, poniendo fin a una larga batalla con su rival Airbus con el también moderno A350-1000 XWB. Y cuando se habla de Airbus, no podemos dejar pasar en blanco el hecho de que Emirates es el más grande cliente del gigante de los aires, el Airbus A380, avión al que opera más de cien unidades y aún tiene entregas pendientes por más de cincuenta.

Por Transponder 1200