La Industria

El tráfico aéreo mundial de pasajeros creció un 6,5% en 2018.

El tráfico aéreo mundial de pasajeros creció un 6,5% en 2018, con un aumento del 6,1% de la oferta y un factor de ocupación récord del 81,4%, 0,3 puntos porcentuales más, según los datos de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), un crecimiento más lento que el récord de 8% alcanzado en 2017.

Este aumento se suma a de la demanda aérea de carga mundial con un alza del 3,5% en 2018, también bastante inferior al 9% de 2017.

Para 2019, la patronal espera un crecimiento del 9% en el tráfico aéreo, consiguiendo el décimo año consecutivo de aumento. El pronóstico favorable está respaldado por una economía global relativamente sólida.

Por mercados, la región de Asia-Pacífico fue la que registró el mayor incremento del tráfico aéreo de viajeros, un 7,3% más, por encima de la media. Le siguieron Latinoamérica (+6,9%), Europa (+6,6%), África (+6,4%), Norteamérica (+5%) y finalmente Oriente Medio (4,2%).

El tráfico de pasajeros mundial en vuelos internacionales aumentó un 6,3% en 2018, con una oferta un 5,7% superior y un factor de ocupación del 81,2%, 0,4 puntos porcentuales más. En trayectos domésticos, creció un 7%, gracias a un 6,8 % más de asientos por kilómetro y con una ocupación del 83%, 0,2 puntos porcentuales más.

En el último mes del año, el tráfico aéreo mundial de pasajeros se elevó un 5,3%, con un repunte del 6,1% en la oferta, mientras que el nivel de ocupación se sitúo en un 80,4%, 0,6 puntos porcentuales menos.

ASIA-PACÍFICO CRECE UN 7,3%.

En el conjunto del año, todos los mercados registraron aumentos en las rutas internacionales, aunque existen diferencias entre las distintas regiones con Asia-Pacífico a la cabeza, región que registró un aumento del 7,3% del tráfico, tras aumentar un 6,4% su oferta y lograr una ocupación del 80,6%, 0,7 puntos porcentuales más.

La región de Latinoamérica logró un incremento del 6,9% del tráfico de viajeros en las rutas internacionales, tras un aumento del 7,7% de la oferta y registrar una tasa de ocupación del 81,8%, 0,6 puntos porcentuales menos.

En África la demanda de las rutas internacionales aumentó un 6,5% con una oferta un 4,4% superior y un factor de ocupación del 71%, 1,4 puntos porcentuales más que en 2017.

En cuanto a las aerolíneas de Oriente Medio, el tráfico de pasajeros internacional creció un 4,2%, con una capacidad un 5,2% superior y una ocupación que se situó en el 74,7%, 0,7 puntos porcentuales menos.

Por su parte, el tráfico de pasajeros internacionales de Europa subió un 6,6% gracias a una oferta un 5,9% superior, y el factor de ocupación aumentó 0,6 puntos, hasta el 85%.

Las aerolíneas norteamericanas –que supone el 7,8% del tráfico aéreo total– aumentaron un 5% el tráfico de pasajeros internacionales, tras incrementar un 3,7% la oferta y la ocupación se situó en el 82,6%, 1 punto porcentual más que el año anterior.

INDIA Y CHINA LIDERAN LA DEMANDA INTERNA

En cuanto a la demanda interna, a nivel global subió un 7% en 2018 en comparación con el año precedente, mientras que la capacidad aumentó un 6,8%. India y China continuaron liderando todos los mercados, con tasas de crecimiento de dos dígitos.

India encabezó la lista de crecimiento en tráfico de pasajeros domésticos (+18,6%), seguida de la República Popular China (+11,7%).

El mercado interno de Rusia subió un 9% el pasado año, mientras que Japón registró un crecimiento del 2%. Por su parte, el tráfico nacional de Brasil volvió a crecer el año pasado con un aumento de la demanda del 4,8%.

Por EuropaPress