Aerolíneas

Francia revoca la licencia a la aerolínea iraní Mahan Air por supuestamente transportar personal y armas a Siria.

El Gobierno de Francia ha revocado la licencia de la aerolínea Mahan Air, una medida que será efectiva a partir del 1 de abril, por su supuesto papel en el transporte de personal y equipamiento militar a Siria y otras zonas en conflicto, según han confirmado fuentes oficiales francesas.

La decisión, que llega cerca de un mes después de la adoptada en esta misma línea por Alemania, había sido sopesada durante cerca de dos años, si bien no fue tomada debido al temor a que dañara las relaciones con Irán tras la firma del acuerdo nuclear en 2015.

“Mahan Air no puede operar en territorio francés a partir del 1 de abril”, ha recalcado un funcionario del Ministerio de Exteriores del país europeo, en declaraciones concedidas a la agencia de noticias Reuters.

En este sentido, fuentes diplomáticas francesas han recalcado que París “conocía sus actividades a través de los servicios de Inteligencia”. “Tras la decisión de Alemania, era una cuestión de credibilidad”, ha agregado.

La página web de la compañía –creada en 1992 como la primera aerolínea privada de Irán y que cuenta con la mayor flota del país– ya no acepta reservas y las llamadas de la citada agencia a sus oficinas en París han quedado sin respuesta.

Tras la decisión de la Agencia Federal de Aviación de Alemania (LBA), el portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert, dijo que “no puede descartarse que esta aerolínea lleve a cabo transportes a Alemania que afecten a la seguridad”.

En respuesta, Teherán tildó de “injustificable” la decisión de Berlín. Así, el portavoz del Ministerio de Exteriores, Bahram Qassemi, sostuvo que la decisión de Berlín es “precipitada” y “contraria al espíritu de las relaciones bilaterales”.

La República Islámica ha acusado en varias ocasiones a Estados Unidos y a Israel de querer sabotear el acuerdo nuclear firmado en 2015 y la mejora de las relaciones con la Unión Europea, especialmente con Reino Unido, Francia y Alemania.

Por EuropaPress