La Industria

La UE firma con Qatar su primer acuerdo de aviación con países del golfo Pérsico.

La Unión Europea (UE) y Qatar formalizaron este lunes un acuerdo sobre aviación que supone el primero del bloque comunitario con un Estado del golfo Pérsico y que busca seguir abriendo ambos mercados aéreos al tiempo que se dota de mecanismos para garantizar la libre competencia.

“El acuerdo establece normas ambiciosas para la competencia leal, la transparencia o las cuestiones sociales” y proporcionará un campo de juego nivelado para los acuerdos de transporte aéreo, declaró en un comunicado la comisaria europea de Transporte, Violeta Bulc.

Las partes se comprometen a la apertura gradual de ambos mercados en un período de cinco años, lo que afectará especialmente a aquellos países de la UE que no habían liberalizado por completo las conexiones de pasajeros con Catar (Alemania, Bélgica, Francia, Holanda e Italia).

Además, se crearán “sólidos mecanismos” para evitar “distorsiones de la competencia y abusos que afecten negativamente a las aerolíneas de la UE dentro de la UE o en terceros países”, agregó la Comisión Europea (CE).

Las partes también se comprometen a fomentar la transparencia contable en línea con los estándares internacionales y a “mejorar las prácticas sociales y laborales”, entre otros puntos.

El acuerdo, para el que se iniciaron negociaciones en 2016, entrará en vigor cuando la UE y Catar formalicen el pacto suscrito en Bruselas en función de sus procedimientos internos.

La Asociación Europea de Pilotos (ECA, en inglés), se mostró poco entusiasta ante el acuerdo, al considerar que si bien este tipo de pactos sirven para mejorar la competencia y la protección social, también deberían de aportar “nuevas oportunidades comerciales” para las aerolíneas de la Unión Europea, y “ahí es donde se queda corto el acuerdo” en cuestión.

“El acuerdo parece estar muy concentrado en el lado de Qatar, que ahora tendrá acceso directo a 28 países, 500 millones de clientes y un amplio mercado de mercancías. La UE consigue acceso a un mercado de un solo país en una región aislada con 3 millones de consumidores”, señaló la ECA en un comunicado.

En ese sentido, el presidente de la ECA, Jon Horne, lamentó que la aviación se considere “como una mera ficha de cambio en una estrategia político-económica más amplia”.

En los últimos años, la aerolínea Qatar Airways, al igual que otras compañías aéreas de países del golfo Pérsico como Emirates, habían sido acusadas de recibir presuntas subvenciones de Estado que limitaban la libre competencia de firmas como las europeas.

Por EFE