La Industria

El ACJ319neo establece nuevo récord durante vuelo de prueba: 16 horas y 10 minutos.

El primer ACJ319neo completó con éxito un vuelo de prueba de 16 horas y 10 minutos el pasado 26 de abril, estableciendo un nuevo récord para el vuelo más largo de la Familia A320 realizado por una tripulación de Airbus.

El avión voló de ida y vuelta de Toulouse al norte de Groenlandia, en un vuelo de resistencia que incluía un desvío simulado por debajo de las normas ETOPS de 180 minutos, para el cual la familia de aviones de pasajeros A320 ya está certificada.

La aeronave será entregada a K5 Aviation de Alemania en los próximos meses, después de que se completen las pruebas de vuelo de ACJ319neo.

“Queremos llevar a los clientes a su destino utilizando las rutas más rápidas, además de ofrecerles un confort y un servicio insuperables, y es impresionante ver de primera mano esta capacidad de largo alcance”, dijo el Director Ejecutivo y Piloto Jefe de K5 Aviation, Erik Scheidt, que participó en el vuelo.

El ACJ319neo se deriva de la familia de aviones de pasajeros A320neo, que cuenta con nuevos motores y Sharklets montados en las puntas de las alas.

“La moderna familia de aviones de Airbus se toma el mundo con calma y fiabilidad, y los operadores de reactores corporativos son los beneficiarios naturales de este legado de aviones de línea, que también trae consigo costes operativos comparables a los de los reactores comerciales tradicionales”, dijo el Presidente de la ACJ, Benoit Defforge.

El ACJ319neo de K5 Aviation está equipado con cinco tanques centrales adicionales (ACT) en su bodega de carga, e incluye mejoras tales como una menor altitud de cabina para mayor comodidad de los pasajeros.

Los pedidos y compromisos de los reactores corporativos para los aviones de la Familia A320neo ascienden ahora a un total de 14.

Las aerolíneas y los clientes de los reactores corporativos han pedido hasta la fecha casi 15.000 aviones de la Familia A320, y más de 700 de la nueva versión A320neo ya prestan servicio a las aerolíneas de todo el mundo.

Foto: F. Lancelot