La Industria

El avión de Mitsubishi que planta cara a Airbus y Boeing.

Mitsubishi presentará en sociedad el primer avión que se fabrica en Japón desde los años ’60. El lanzamiento del Mitsubishi Regional Jet (MRJ) es un desafío a Boeing y Airbus en el mercado de aviones de corto alcance, con una capacidad de hasta 150 pasajeros.

Boeing está a punto de concluir la compra del 80% de Embraer; mientas que Airbus absorbió a Bombardier y rebautizó los CS100 y CS300 como los A220-100 y A220-300.

Los dos gigantes compiten, usando a estas compañías como arietes, en un mercado que movilizará 120.000 millones de euros en las próximas dos décadas, calcula el grupo industrial Japan Aircraft Develoment Corp.

Para vuelos regionales

El MRJ es un avión para vuelos regionales con una autonomía de 3.700 kilómetros con una capacidad para 88 pasajeros. Actualmente la empresa nipona está realizando los vuelos de prueba en Moses Lake, estado de Washington, para obtener los permisos necesarios.

También tiene en carpeta otro modelo más pequeño, que podría transportar a 76 pasajeros a la misma distancia.

Inversión millonaria

Mitsubishi Heavy, que tiene una larga carrera como proveedor de Boeing, invirtió casi 1.800 millones de euros en una década en desarrollar este avión regional. La intención es obtener los certificados necesarios para asociarse con Ana Holdings en la proyección de esta aeronave.

Su producción atravesó numerosas dificultades y retrasos. De hecho los vuelos de prueba se habían programado para ser realizados en 2012. Pero con el proyecto más maduro Mitsubishi confía en tener el avión listo para su venta comercial el año que viene.

Se necesitan más clientes

El mercado asiático protagonizará un boom de demanda de nuevos aviones para los próximos 20 años, tanto de largo alcance como de medio y corto. Según Boeing la región necesitará 17.000 aeronaves y contratará a 240.000 pilotos.

Por ahora la compañía nipona tendría 407 órdenes de compra de su avión regional, insuficientes para que el programa sea rentable, considera el analiza Sho Fukuhara, de Jefferies Japan, citado por Bloomberg.

Mitsubishi sabe que la demanda de Japón no es suficiente para que la producción del MRJ90 sea buen negocio, por ello su estrategia es seducir a las aerolíneas de EEUU, que serían partidarias de un modelo más pequeño y liviano para sus vuelos regionales, precisa el analista George Ferguson, de Bloomberg Intelligence, razón por la que la compañía japonesa piensa desarrollar un modelo más pequeño para el 2021.

Seguir adelante sea como sea

Mitsubishi está decidido a llevar al MRJ90 a los cielos sea como sea, por ello en octubre anunció que su unidad aeronáutica recibió una inversión de 1.350 millones de euros, además de cancelar deudas por otros 400 millones para sanear a la compañía.

Bombardier ya tuvo un par de choques judiciales con Mitsubishi, a quien acusó de espionaje y de causar “pérdidas financieras irreparables”, lo cual fue negado por la compañía japonesa, que contraatacó señalando a la firma canadiense de bloquear la entrada de nuevos competidores.

Más competidores en el mercado asiático

Mitsubishi Heavy no es la única empresa asiática que quiere romper el duopolio de Boeing y Airbus. China sigue adelante con sus aviones Comac, de los cuales el C919 pretende competir contra el B737 MAX (que sigue en crisis) y el A320.

En tanto Korea Aerospace Industries analiza desarrollar un avión que transporte hasta 100 pasajeros.

Por Juan Pedro Chuet-Missé – Cerodosbe

Foto: Mitsubishi Aircraft