Por qué en Japón los aviones no pueden usar el espacio aéreo del centro del país.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

Los aviones que despegan de Haneda, uno de los dos grandes aeropuertos de Tokio, sobrevuelan Kawasaki a baja altura porque no pueden prácticamente salirse de una senda muy restringida, que es la única habilitada para ellos. La mayor parte del espacio aéreo de Japón Central no está en manos de los japoneses sino, desde tiempos de la Segunda Guerra Mundial, de Estados Unidos.

Como los problemas son muy graves para operar en Tokio, Japón ha pedido a los americanos sentarse a negociar una solución de emergencia para que los aviones puedan volar sobre la base aérea americana de Yokota, aunque sólo sea durante los próximos seis meses cuando, debido a la celebración de las Olimpiadas, la concentración de aviones puede ser muy intensa. La respuesta americana ha sido negarse incluso a sentarse a hablar.

La reserva de espacio aéreo para los americanos abarca prácticamente todo el territorio central de Japón, incluso hasta la costa norte, en Niigata.

Los sobrevuelos a baja altura por Kawasaki se han producido para probar si esa ruta podría aliviar los problemas del control aéreo. Pero se ha abandonado porque las quejas de los residentes son muy intensas.

Haneda tiene el problema adicional de que las aproximaciones y las salidas se hacen sobre zonas densamente pobladas. Los vecinos y activistas que protestan contra estos vuelos y lo que pueda ocurrir este verano, exigen que el Gobierno plante cara a Estados Unidos, cuya alianza es fundamental para Japón.

Las cosas son más graves en la isla de Okinawa, donde prácticamente la mitad del territorio sigue en manos de los americanos, que no tienen contemplaciones con las quejas japonesas, generando bastante tensión social.

Por Preferente