Clientes de Boeing cancelan pedidos de 150 aviones en marzo.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

Varios clientes de Boeing cancelaron los pedidos de 150 aviones en marzo, ya que la detención de la demanda de viajes aéreos causó la mayor caída en décadas, publicó CNN.

Los pedidos cancelados fueron todos para el 737 Max, el avión de pasajeros de un solo pasillo que ha estado en tierra desde marzo de 2019 tras dos accidentes que mataron a 346 personas. Boeing ha estado luchando para encontrar una solución para el sistema de seguridad culpado por los accidentes. Pero a pesar de esos problemas, la compañía sólo sufrió un modesto número de pedidos cancelados hasta que el coronavirus comenzó a diezmar los viajes aéreos a principios de este año.

Según el servicio de rastreo Circium, hay ahora casi 14.000 aviones estacionados por aerolíneas de todo el mundo, que representan 63% de la flota mundial.

Boeing reportó 31 pedidos de jets en marzo, pero 18 de ellos son de aviones militares y uno es un carguero de FedEx. Los 12 restantes fueron un pedido de la aerolínea japonesa ANA para el 787 Dreamliner.

El fabricante ya había reportado 43 pedidos cancelados en febrero para el 737 Max, y la empresa irlandesa de arrendamiento de aviones Avalon había anunciado que estaba cancelando pedidos de 75 Max adicionales a principios de este mes que están incluidos en las 150 cancelaciones anunciadas por Boeing este martes.

Otros 34 pedidos fueron cancelados en marzo por la aerolínea brasileña GOL, que previamente tenía pedidos sin completar de 129 de los jets. La subsidiaria de Lufthansa, SunExpress, canceló cinco pedidos ya que la aerolínea alemana anunció recientemente planes para reducir sus operaciones incluso después de que la crisis haya pasado.

«Estamos trabajando estrechamente con nuestros clientes, muchos de los cuales se enfrentan a importantes presiones financieras, para revisar los planes de su flota y hacer los ajustes necesarios», dijo Boeing en un comunicado.

Con la caída sin precedentes de los viajes aéreos y un número récord de aviones estacionados en todo el mundo, el enorme número de pedidos cancelados no fue una sorpresa, comentó Richard Aboulafia, analista aeroespacial del Teal Group. Dijo que esta crisis actual es mucho más seria para Boeing que sus problemas anteriores para conseguir la aprobación para que el 737 Max vuelva a volar.

«Incluso estos desagradables números no tienen sentido porque la realidad es mucho peor», dijo. Boeing todavía tiene un atraso en los pedidos de miles de jets que aún tiene que construir, añadió, y espera que no pierda la mayoría de ellos. Pero dijo que existe un mayor riesgo de que las aerolíneas pospongan la entrega de muchos de esos jets hasta que mejore el mercado de los viajes, lo que probablemente llevará años.

Boeing también cambió la forma en que contabiliza el atraso en los pedidos con su informe de marzo, sugiriendo que unos 160 aviones adicionales ya han tenido su programa de entrega aplazado más. Por lo tanto, el número total de aviones comerciales que se encuentran ahora en su cartera de pedidos ha disminuido en unos 300 aviones en el mes, aunque sigue siendo de unos 5.000.