Cazas, jumbos y aviones del futuro: todo lo que se verá en la mayor feria de aviación del mundo.

Es la cita de la aviación más importante del planeta. El Paris Air Show arranca este lunes en el aeropuerto de Le Bourget y lo hace dispuesto a convertirse en un punto de encuentro de las grandes firmas del sector. Caras conocidas, ejecutivos, políticos, hasta jefes de Estado y de gobierno se acercarán hasta un evento que, en 2015, congregó a más de 350.000 personas y donde 91 países expusieron su tecnología.

La presente edición va a estar marcada por el bloqueo a Qatar, por unas enormes medidas de seguridad pero, sobre todo, porque todas las novedades que se presenten durante estos días llegarán a los aeropuertos en los próximos años. Y no sólo a la aviación civil, ya que los ejércitos de medio planeta están pendientes de las novedades que se presenten en la cita parisina.

Airbus mostrará por primera vez el A321neo y el A350-1000, que competirán con los 737 Max 10 y 787-10 de Boeing y con el que se supone que será el 797. Según CNN, Boeing dará los primeros detalles de un nuevo avión que no se espera que esté listo hasta mediados de la próxima década. El fabricante estadounidense pretende contrarrestar con los nuevos 737 el éxito que Airbus ha tenido con su nueva aeronave de la serie neo (letras que responden a ‘new engine option’) con el que pretende optimizar costes y del que ya se han recibido más de mil pedidos.

No van a ser las únicas firmas que presenten nuevos aviones comerciales. La brasileña Embraer mostrará el E195-E2, su avión más grande hasta la fecha capaz de transportar hasta 144 pasajeros, mientras que Bombardier llevará hasta París su nueva aeronave de la familia C Series.

Japón muestra sus alas

El Mitsubishi Regional Jet es el primer avión comercial que sale del país oriental desde 1962. Se trata de una aeronave de dimensiones reducidas, ideado para transportar entre 70 y 90 pasajeros, que se encargará de operar rutas regionales cortas y con el que se pretende aportar un plus de comodidad a los viajeros y aumentar hasta en un 20% la eficiencia energética en cada vuelo.

No se espera que el Mitsubishi Regional Jet vuele hasta mediados de la década de 2020 debido a continuos retrasos en el desarrollo. Se espera que Mitsubishi desarrolle dos variables del vehículo, el MRJ70 y el MRJ90 aunque por el momento sólo tiene pedidos por el primer avión. Hasta la fecha son 243 los aviones encargados con mayoría de compradores estadounidenses.

No va a ser la única novedad que llegue desde Asia ya que el C919 chino también debería ser uno de los aviones más atractivos de la feria. El gigante asiático tiene su vista puesta en las líneas de Ásia y África aunque puede suponer un gran problema para los grandes del sector cuando se conozca su política de precios con las líneas aéreas.

Debuta el F-35

Es uno de los cazas más polémicos del mercado. El F-35A Joint Strike, el mismo que Trump quería tumbar, se mostrará al público por vez primera. El programa más caro del Pentágono estará a la vista del público para tratar de seducir a más compradores internacionales y hará vuelos de demostración ante el público congregado.

El F-35 comenzó a volar en 2016 aunque su desarrollo sigue siendo motivo de polémica hasta el punto de que Trump amenazó con terminar con el programa y pedir a Boeing un reemplazo rediseñando un F-18 para que tuviera capacidades similares a las del F-35.

Airbus también llevará la artillería pesada, encarnada en el A400M, ese gran avión de carga que ha acumulado retrasos y sobrecostes, y también mostrará el Eurofighter Typhoon junto a algunos vehículos no tripulados.

En lo que coinciden los analistas es que esta va a ser una feria más ‘relajada’ en lo relativo a las ventas en comparación con otros años. La bajada en el precio del combustible ha posibilitado que las líneas aéreas alarguen la vida útil de aeronaves antiguas poco eficientes, hecho que también ha provocado que se retrasen las entreguas de algunos de los pedidos más recientes.

Por: J. Esteve – El Confidencial

Noticias Relacionadas

Comment