El A380 de China Southern sólo renta con el 65 % de ocupación, según experto.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

El uso del Airbus A380, el avión comercial más grande del mundo, por China Southern Airlines, que desde ayer es la primera aerolínea china y la séptima del mundo en volar con estos aparatos, sólo será rentable si se alcanza un 65 por ciento de ocupación, informó hoy la prensa oficial china.

Según explicó el subdirector del Instituto de Gestión de la Aviación Civil de China, Zou Jianjun, al diario «Shanghai Daily», el alto coste de operación y mantenimiento del aparato pone en duda que la adquisición del gigantesco modelo, del que China Southern ha encargado cinco aparatos, sea rentable para la aerolínea.
«Los costes de operación y mantenimiento son mayores que los de otros reactores de pasajeros, así que son necesarias unas habilidades de operación y gestión extraordinarias por parte de la aerolínea para que dé beneficios», destacó Zou.
La compañía espera que la incorporación de estos aviones de dos pisos a su flota le permitan doblar su capacidad de transporte de pasajeros en vuelos internacionales para el año 2015, cuando supondrán el 35 por ciento de sus servicios, explicó recientemente su responsable de planificación, Yang Bo.
«Volar con los A380 nos pondrá en una liga completamente diferente», comentó Yang en septiembre pasado, y reveló su estrategia de «utilizar las aeronaves para fabricar una buena imagen de marca y mejorar nuestro perfil en el extranjero».
Por su parte, otras aerolíneas chinas, como China Eastern, Shanghai Airlines y Hainan Airlines han preferido comprar para sus vuelos de larga distancia modelos Boeing 787 Dreamliner, el competidor estadounidense del A380, aunque su número de plazas es aproximadamente la mitad que la de del «superjumbo» de Airbus.
La misma China Southern, que en junio pasado contaba con 424 aparatos, también dijo que espera aumentar su flota hasta 645 aviones para 2015, sobre todo con modelos Airbus A330 y A320, así como con una decena de Boeing 787 «Dreamliner».
A eso se suma que China Southern, que aún no anunció en qué rutas utilizará sus A380, tendrá que competir intensamente con otras aerolíneas internacionales que ya vuelan desde China con esos aparatos, como Emirates o Lufthansa, indicó Zou.
Soprendentemente, antes de utilizar en vuelos internacionales su primer avión A380, recibido el pasado viernes en París, la compañía decidió estrenarlo ayer con un vuelo interno entre Pekín y Cantón, a unos 2.000 kilómetros de distancia, una ruta que mantendrá durante octubre, y que ayer se inauguró con el avión lleno de políticos.
El vuelo inaugural de ayer, en el que también viajó el ex baloncestista Yao Ming, el deportista chino más famosos de todos los tiempos, tuvo la mayor ocupación en los 23 años de historia de la compañía, en lo que el diario «South China Morning Post» no duda en calificar hoy de una demostración de «patriotismo».
«China Southern eligió hacer su vuelo inaugural con una ruta interna de Pekín a Cantón más por política que por negocios», señaló al diario un profesor de economía de la universidad aeronáutica pequinesa de Beihang, que pidió no ser identificado.
Fuente:  http://www.expansion.com