Mexicana de Aviación sigue en espera de su rescate.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

Mexicana de Aviación cuenta con recursos propios para llegar al 10 de febrero cuando vence el plazo del concurso mercantil, cumple con la capacitación a tripulaciones que exige la autoridad, dispone de siete aviones y sostiene pláticas con cuatro grupos de inversionistas interesados en rescatarla y tiene aviones disponibles, pero… sigue en espera de que alguien aporte 250 millones de dólares. 

Gerardo Badín, conciliador del proceso, explicó que la compañía cuenta con siete aviones que están en posesión de Bancomext, y que recibe ingresos mensuales de tres fuentes: la base de mantenimiento (MRO), de recintos fiscalizados y de cuentas por cobrar que parecían incobrables. 
El también administrador de la línea aérea explicó que con esos recursos la empresa alcanza a solventar obligaciones como los pagos al IMSS, Infonavit, refacciones de aeronaves y nóminas de alrededor de 700 empleados, de confianza y del MRO en donde este año le han dado mantenimiento a 40 aeronaves de Lan Chile. Badín Cherit reveló que de esas cuentas que parecían incobrables, la empresa que más dinero le debía a Mexicana era Pemex con 140 millones de pesos por concepto de unos boletos que boletos que no uso y tampoco pagó. 
Otras deudas que la compañía solventa con ese dinero, es el pago correspondiente a los aeropuertos estadounidenses para garantizar la propiedad de las rutas y slots (horarios de llegadas y salidas). Los tres grupos de inversionistas que mantienen su interés por recapitalizar a la aerolínea y con los que continúan las conversaciones, son Med Atlántica, Union Swiss, Lobo y otro que no quiso revelar el nombre, por cuestiones de cláusulas de confidencialidad. De igual forma explicó que Iván Barona sigue siendo contemplado mientras él no anuncie oficialmente que se retira del proceso. 
Respecto a las rutas que pertenecen a Mexicana y que otras aerolíneas como Aeroméxico, Interjet y Volaris han comenzado a operar, Badín Cherit aseguró que existe un acuerdo con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) para quitárselas a esas líneas aéreas en cuanto Mexicana reinicie operaciones. 
Destaco las quitas de 98% promedio, que logró negociar con los acreedores y explicó que el plan de negocios que se contempla para el reinicio de operaciones de «la Mexicana de de un nuevo mundo» contempla un modelo híbrido. Ese esquema conservaría una parte de la forma en que operan las aerlíneas tradiconales, e integraría parte del modelo de las líneas de bajo costo.
Fuente: http://www.eluniversal.com.mx