Boeing registró en los dos primeros meses 385 pedidos frente a los 91 de Airbus.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

 
El constructor aeronáutico estadounidense Boeing registró hasta el 6 de marzo un total de 385 encargos de aeronaves, frente a los 91 pedidos netos del fabricante de aviones europeo Airbus (cifras hasta el 29 de febrero), gracias al impulso de los pedidos de la nueva versión del 737, según cifras proporcionadas por ambas compañías.

Hasta febrero, Airbus recibió un total de 91 pedidos netos de aeronaves por valor de 8.553 millones de dólares (6.511 millones de euros), mientras que Boeing registró pedidos por valor de 48.198 millones de dólares (36.445 millones de euros).
El constructor aeronáutico europeo registró seis cancelaciones del modelo A350-900, por un valor de 1.666 millones de dólares (1.259 millones de euros), mientras que a Boeing le cancelaron dos aeronaves modelo 777 por valor de 596,6 millones de dólares (451,1 millones de euros).
En los dos primeros meses, Airbus ha cerrado acuerdos para la venta de 32 aparatos A319 por valor de 2.841 millones de dólares (2.162 millones de euros) a precio de catálogo, 52 A320 por unos 5.028 millones de dólares (3.827 millones de euros), cuatro unidades del A321 por 453,2 millones de dólares (345 millones de euros), dos A330-200 por valor de 423 millones de dólares (322 millones de euros) y un A330-300 por 231,1 millones de dólares (175 millones de euros).
El constructor aeronáutico no registró pedidos del superjumbo A380, aunque prosiguió el éxito de la familia A320, principalmente por el lanzamiento del A320neo, con 20 pedidos a Avianca, 30 a Spirit Airlines y dos a BOC Aviation.
En lo que va de año, Airbus formalizó la entrega de 84 unidades, 63 de pasillo único cinco A319, 50 A320 y ocho A321, 17 unidades de A330 y cuatro superjumbos A380.

EMPATAN EN ENTREGAS CON 84 UNIDADES CADA UNO.

 

Por su parte, Boeing recibió hasta febrero 370 pedidos del 737, familia cuyos pedidos se vieron impulsados por la nueva versión 737MAX, por un valor de catálogo de 37.629 millones de dólares (28.465 millones de euros), cuatro de la familia 767 por valor de 760,8 millones de dólares (575,5 millones de euros) y 13 pedidos del 787 ‘Dreamliner’ por valor de 2.961 millones de dólares (2.239 millones de euros). 
Hasta febrero, el constructor estadounidense entregó 84 nuevos aviones, la misma cifra que su rival europeo, con 61 entregas del 737, cuatro del 747, cinco del 767, doce del 777 y otras dos unidades de su programa estrella, el 787.
El consejero delegado de Airbus, Tom Enders, ya advirtió el pasado mes de enero que esperaba se registre una cifra muy inferior de pedidos en 2012 con respecto al ejercicio anterior, entre 600 y 650 unidades, tras finalizar el ‘boom’ del A320neo y en comparación con un ejercicio 2011 «extraordinario». 
El responsable aseguró que esta cifra no es negativa, sino que adelantó que el constructor aeronáutico potenciará en 2012 su ritmo de entregas, con una previsión de 570 unidades para Airbus comercial y de 30 aviones militares.
Es de esperar que Boeing vea impulsados sus pedidos gracias al lanzamiento de la nueva versión del 737, por lo que probablemente superará la cifra de pedidos de Airbus en 2012.
Fuente: http://www.europapress.es