Cinco ejercicios para hacer más llevadero un viaje largo en avión.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

La Semana Santa está a la vuelta de la esquina y esta vez sí, has podido cumplir tu sueño de realizar ese viaje que tanto deseabas. 

Maleta preparada, energía a tope y, por delante,… horas de vuelo para llegar a tu destino. Realizar un trayecto largo en avión puede ser un tanto incómodo, especialmente si viajas en clase turista. Para hacer que sea lo más confortable posible y evites problemas de circulación, puedes poner en práctica una serie de ejercicios, que te ayudarán a sentirte menos agarrotada. Además, tienes la ventaja de que los puedes realizar sin levantarte del asiento y sin necesidad de desabrocharte el cinturón. Aunque, bien es verdad, que un paseíto de vez en cuando por el pasillo del avión también te aliviará lo suyo. ¡Toma nota!
 
* Con las piernas juntas, eleva y desciende los pies, como si estuvieras de puntillas, manteniendo la postura durante unos diez segundos.

* Mueve los tobillos a la altura de la articulación hacia delante y hacia atrás, como si pedalearas. Esto facilita el retorno venoso y mejora la circulación de las piernas.

* Regularmente, practica un masaje ascendente, de tobillos a rodillas, por las piernas, para estimular el riego sanguíneo.

* Aprieta una palma contra la otra a la altura del pecho, con presiones intermitentes de unos cinco segundos. Contrae, relaja y vuelve a contraer de forma rítmica. Puedes combinar este movimiento con otro en el que aprietes los puños.

* Sitúa una revista o un libro entre las rodillas, y aprieta una pierna contra otra, aprovechando para levantarlas a la vez, subiendo y bajando los dos pies en un gesto simultáneo.
Fuente: http://www.hola.com