Filial de Delta Airlines adquirirá complejo de refinerías.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

La filial de Delta Air Lines (NYSE:DAL), Monroe Energy LLC, ha llegado a un acuerdo con Phillips 66 (NYSE: PSX-WI) para comprar el complejo de refinerías Trainer del sur de Filadelfia. 

Como parte de la transacción, Monroe participará en acuerdos estratégicos de abastecimiento y de mercadeo con BP (NYSE:  BP) y Phillips 66. La compra incluye las tuberías y los activos de transporte que permiten el acceso a la red de suministro de combustible para aviones cubriendo las operaciones de Delta en todo el noreste, incluyendo sus hubs en LaGuardia y el JFK. 
Después de recibir US$ 30 millones en ayudas del gobierno estatal para la creación de empleo y la mejora de la infraestructura de la comunidad de Pensilvania, la inversión de Monroe para adquirir la refinería será de US$ 150 millones y Monroe destinará US$ 100 millones para mejorar la infraestructura existente y maximizar la producción de combustible para aviones. La producción en la refinería combinada con acuerdos multianuales para intercambiar gasolina, diesel y otros productos refinados en el complejo por combustible para aviones proveerá el 80% de las necesidades de combustible de Delta en Estados Unidos.

“La compra de la refinería es una medida innovadora para manejar nuestro mayor gasto”, dijo Richard Anderson, director ejecutivo de Delta Air Lines. “Esta modesta inversión, que equivale al costo del fuselaje de un avión de fuselaje ancho, le permitirá a Delta reducir el gasto en combustible en US$ 300 millones por año y asegurar la disponibilidad de combustible para avión en el noreste. Esta estrategia está alineada con las medidas que hemos adoptado para construir una aerolínea más fuerte para nuestros accionistas, empleados y clientes”.
“Monroe se ha asociado con compañías líderes de energía para abastecer de crudo y recibir combustible de avión a cambio de productos del complejo que no están destinados para la aviación. Bajo un acuerdo a tres años, BP suministrará el crudo que ha de refinarse en las instalaciones. Monroe Energy intercambiará gasolina y otros productos refinados en el complejo por combustible para avión de Phillips 66 y BP en el resto del país a través de acuerdos multianuales.

El Estado de Pensilvania y el Condado de Delaware han acordado proveer asistencia para asegurar que la refinería continúe contribuyendo económicamente a la región.

“Al trabajar con socios de clase mundial como BP y Phillips 66, nos beneficiamos de su experiencia en el abastecimiento de la energía y distribución del producto”, dijo Ed Bastian, presidente de Delta. “También nos complace asociarnos con el gobernador Corbett y la Comunidad de Pensilvania, la delegación del Congreso y el Condado de Delaware para crear empleos y fomentar el crecimiento económico de la región mientras generamos para Delta un ahorro sustancial de combustible”.

“Este acuerdo de suministro y entrega demuestra el constante compromiso de BP para proveer a los clientes de Estados Unidos la materia prima y los productos que ellos necesitan. Estamos encantados de traer a BP de un entorno global y entrar al mercado del mundo energético con este acuerdo estratégico con Delta”, dijo Paul Reed, director general de Suministro Integrado y Comercialización de BP.

Trainer estará manejada por un equipo de líderes encabezado por el veterano Jeffrey Warmann, quien cuenta con 25 años de experiencia en el negocio. En su último cargo como gerente de la refinería de Murphy Oil USA, Inc.’s Meraux, La., Warmann lideró el trabajo de reestructuración de Meraux, incrementando la producción de la refinería en más de un 30 por ciento y mejorando significativamente la rentabilidad de la compañía.

Monroe espera cerrar la compra durante la primera mitad de 2012 y se espera que la producción de combustible para avión comience durante el tercer trimestre. Los cambios en la infraestructura de la planta que incrementarán la producción de combustible estarán terminados a finales del tercer trimestre permitiendo el ahorro programado en gastos por combustible durante el 2012 que sobrepasa los US$ 100 millones.    

“Esperamos que la adquisición del complejo aumente las ganancias para Delta, expanda nuestro campo de acción y recupere nuestra inversión durante el primer año de operaciones”, dijo Paul Jacobson, director financiero de Delta. “Estamos ansiosos de cerrar esta transacción y de movernos rápidamente para empezar a obtener sus beneficios”.

Acerca de la refinería: Está localizada sobre río Delaware en Trainer, PA, a unas 10 millas al suroccidente del centro de Filadelfia. El complejo tiene una capacidad de procesamiento de crudo de 185.000 barriles por día y lo hace principalmente de y procesa principalmente petróleo crudo ligero y bajo en azufre.