La aerolínea Emirates reduce un 61% su beneficio por los costes de carburante.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

La aerolínea emiratí Emirates ha anunciado hoy una caída del 61% de su beneficio neto anual, hasta alcanzar los 2.300 millones de dirhams (629 millones de dólares), para el ejercicio anual cerrado el pasado 31 de marzo.

 

El grupo público controlado por el emir de Dubai ha atribuido esta caída en el resultado a las fuertes presiones económicas y al alza del precio del carburante en el mercado internacional. En el pasado ejercicio, la aerolínea logró un beneficio neto de 5.900 millones de dirhams (1.600 millones de dólares)

La facturación ha crecido un 17,8% hasta alcanzar los 18.400 millones de dólares y la factura de carburante del grupo ha aumentado un 44,4% hasta alcanzar los 6.600 millones de dólares.

La aerolínea Emirates cuenta actualmente con 232 aviones y ha realizado pedidos por importe de 84.000 millones de dólares para 22 nuevos aviones, entre los que destacan seis modelos del superavión A-380 de Airbus. La aerolínea emplea a 63.000 personas en todo el mundo. 

Fuente: http://www.lavanguardia.com