Brussels Airlines apuesta por África en busca de la rentabilidad.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

Brussels Airlines, participada en un 45% por el Grupo Lufthansa, ha apostado por sus rutas en África ante la coyuntura económica que atraviesa Europa con el fin de buscar la rentabilidad potenciando el largo recorrido ante el auge del continente como fuente de recursos naturales.

Durante un desayuno informativo, el vicepresidente de Ventas de la aerolínea para Europa, Frédéric Dechamps, ha previsto una reducción de las pérdidas de la compañía al cierre de 2012, insistiendo en el alto coste del combustible, que representa cerca del 30% de los gastos de la compañía.
 
Por ello, y ante la alta demanda tanto del tráfico de negocios como del turismo étnico, la aerolínea belga busca establecerse como «estándar» europeo en África gracias al potencial empresarial del continente y ante la falta de fiabilidad de las compañías locales.
 
En concreto, opera 20 vuelos directos desde Bruselas a distintos lugares de África, fundamentalmente a la parte occidental, la región de los grandes lagos y el Congo, alcanzando las 90 conexiones por semana y aumentando sus frecuencias durante el pasado verano a destinos como Yaoundé, Douala o Abidjan.
 
Además, durante el pasado mes de abril la compañía lanzó en colaboración con un grupo de inversores congoleños la aerolínea Korongo Airlines, que busca posicionarse como aerolínea de referencia en el mercado domértico del Congo.
 
No obstante, Brussels Airlines inauguró el pasado 1 de junio sus vuelos al aeropuerto JFK de Nueva York, un destino que opera con el A330, aprovechando que el 20% de sus ventas a África provienen de Estados Unidos.

MÁS TASAS, MENOS FRECUENCIAS.
 
Preguntado por la subida de las tasas aéreas para 2013, que podría superar el 8% y está condicionada al IPC de octubre, el director general para España y Portugal, Richard Painvin, se ha mostrado en contra de la medida alertando de que podría afectar en una reducción de frecuencias.
La aerolínea cuenta con cuatro destinos en España (Barcelona, Málaga, Madrid y Bilbao), de los que destacan los dos primeros, la Ciudad Condal por su atracción turística y la urbe andaluza por ser destino vacacional y residencial de muchos belgas.
 
Así, en su apuesta por el ahorro de costes la aerolínea ya redujo una de sus frecuencias diarias con Madrid, pasando de cuatro a tres, pero manteniendo el número de pasajeros tras renovar su flota en favor de aviones con mayor capacidad.
 
La compañía aérea vendió el pasado ejercicio 235.000 pasajes en España y alcanzó los 815.000 pasajeros en sus rutas entre el territorio nacional y Bélgica, multiplicando por más de tres el número de viajeros en comparación con 2002, año en que inició su actividad en España.

30 MILLONES EN NUEVOS ASIENTOS.
 
Por otra parte, la aerolínea ha realizado una inversión de 30 millones de euros en renovar el interior de su flota con nuevos asientos tanto en turista como en ‘business’, dotando sus aeronaves de asientos individuales, pantallas de alta resolución y un amplio sistema de entretenimiento.
 
«El temor en tiempos de crisis es quedarse atrás, hay que mantener los estándares de calidad ante la fuerte competencia de otras compañías», ha destacado Painvin.
Fuente: http://www.europapress.es/