Dos F-15 escoltan a un avión de Alaska Airlines tras una falsa alarma sobre un supuesto secuestrador.

Síguenos en las redes sociales y mantente siempre actualizado

Dos cazas F-15 del Ejército estadounidense escoltaron esta pasada noche a un avión de Alaska Airlines con destino a Seattle después de que la Policía Federal (FBI) recibiera una llamada anónima, probablemente falsa, sobre la supuesta presencia de un secuestrador a bordo, según han informado fuentes oficiales.

El avión, procedente de hawaii, aterrizó sin problemas hacia las siete de la tarde locales (cuatro de la madrugada en España) en el aeropuerto internacional Seattle-Tacoma, donde los agentes policiales locales y del FBI interrogaron al pasajero en cuestión, según las mismas fuentes.
 
Todo indica que se trata de una falsa alarma, probablemente de una broma, según un agente especial del FBI en Honolulu, de donde procedió la llamada anónima, Tom Simon. «El pasajero no hizo nada incorrecto durante el vuelo, fue una travesía por el Pacífico totalmente benigna, normal», ha declarado.
 
El pasajero, identificado por su nombre por la persona que hizo la llamada, ha cooperado con las autoridades y de momento no ha habido detenciones, ha precisado. Si el pasajero es «un chico malo», su caso correría a cargo del FBI de Seattle, pero «si que se trata de una broma telefónica, el FBI de Honolulu podría investigarla como si se tratase de un crimen», ha advertido.
 
La llamada telefónica se produjo en el momento en que el avión, el vuelo 819 de Alaska Airlines, despegaba del aeropuerto de Kona, en la Big Island de Hawaii, con destino a Seattle.
 
Como medida de precaución, el Comando de Defensa Aeroespacial Norteamericano (NORAD), una operación conjunta canadiense y estadounidense, hizo despegar dos F-15 de la Guardia Nacional Aérea de Oregón para escoltar al avión comercial a lo largo de la costa pacífica de Oregón y hasta el final del viaje, según el portavoz del NORAD, Al Blondin.
Fuente: http://www.europapress.es